Detectado el primer caso de VIH resistente a todos los fármacos antirretrovirales

Investigadores de IrsiCaixa alertan de un hecho aislado que empuja a desarrollar nuevos medicamentos para frenar a los virus resistentes

Los investigadores Mª Carmen Puertas y Javier Martínez-Picado, de Irsicaixa, que ha liderado el estudio que describe el primer caso de VIH resistente a todas las combinaciones de tratamientos antirretrovirales
Los investigadores Mª Carmen Puertas y Javier Martínez-Picado, de Irsicaixa, que ha liderado el estudio que describe el primer caso de VIH resistente a todas las combinaciones de tratamientos antirretroviralesIrsiCaixa

La revista científica “The Lancet Microbe” se ha hecho eco este martes de una investigación liderada por investigadores del IrsiCaixa. Describe el caso de un hombre portador del VIH en el que el virus se ha hecho resistente a todos los fármacos antirretrovirales que existen para combatir la infección, excepto uno. Sin tratamiento antirretroviral, el VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es una enfermedad letal.

Aunque según cálculos científicos, el origen del virus en humanos se sitúa hacia 1930, no es hasta 1982, cuando se detectan los primeros casos en Nueva York y Los Ángeles y se le da un nombre a la enfermedad: SIDA. Como el virus ataca a un tipo de glóbulos blancos que son los que ayudan a combatir las infecciones y provoca una inmunideficiencia en el organismo, el enfermo, generalmente, padece varias enfermedades a la vez, y por eso se habla de síndrome de inmunodeficiencia adquirida: SIDA.

Se calcula que desde 1982 hasta la fecha el SIDA ha matado a más de 25 millones de personas en todo el mundo. Actualmente, no existe todavía una cura, pero hay tratamientos que combaten su desarrollo: los antirretrovirales. Estos medicamentos consiguen disminuir la velocidad en la que se reproduce el virus en el organismo. Pero para que funcionen, estos fármacos se utilizan de forma combinada, en modo de cóctel, precisamente con la idea de evitar que el virus mute y genere resistencias. Actualmente, hay cinco familias de fármacos orales que se utilizan habitualmente contra el VIH. Y el paciente resistente a todas las combinaciones se ha mostrado insensible a 25 de los 26 fármacos probados. “Un único medicamento no tiene eficacia contra el VIH porque el virus encuentra fácilmente otras vías de escape. Por eso es necesario administrar terapias que combinen diversas familias y que bloqueen diversas fases del ciclo de infección del virus”, matiza Mª Carmen Puertas, investigadora de Irsicaixa y primera autora del trabajo.

Evitar virus multirresistentes

Javier Martínez-Picado, investigador de ICREA en Irsicaixa y líder del estudio, matiza que el paciente, un hombre diagnosticado de VIH en 1989, cuando tenía 41 años, por ahora, “se encuentra bien”. Porque aunque el virus genera múltiples mutaciones, se multiplican más lentamente en su cuerpo. Por ahora, este paciente se trata de un caso aislado y no supone necesariamente un riesgo para la salud pública. “No es que haya un virus panresistente circulando, sino que se ha generado en este caso concreto”, especifica Martínez-Picado. Pero este primer caso descrito pone en alerta a la comunidad científica “porque de la misma manera que ha aparecido uno, pueden aparecer otros”, afirma el investigador.

El estudio subraya la necesidad de monitorizar los casos de VIH para poder detectar de manera precoz la aparición de casos resistentes y evitar su transmisión. Así como la importancia de desarrollar nuevos medicamentos que funcionen por vías alternativas y a los que los virus no hayan generado resistencias.

¿Cómo se desarrollan virus resistentes?

Las resistencias del VIH a los antirretrovirales son causadas por una o más mutaciones en la estructura genética del virus, que afectan a la eficacia de un fármaco. Estas resistencias pueden darse en personas en las que el tratamiento no es del todo eficaz, ya sea porque no toman el tratamiento de forma continuada o porque directamente se infectan con un virus que ya es resistente. De hecho, en 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó ya de que en algunos países más del 10% de las nuevas infecciones por VIH se producen con virus que han desarrollado resistencias.

Hasta ahora, sólo se habían registrado dos casos con resistencias a algunos fármacos de cada una de las cinco familias de antirretrovirales existentes, pero no a todos los medicamentos simultáneamente. El paciente identificado en esta investigación empezó a tomar antirretrovirales en los años 90. Eran los primeros medicamentos que se desarrollaron y tenían una baja eficacia. Desde entonces ha tomado 14 fármacos diferentes que solo han conseguido controlar parcialmente la infección. En noviembre de 2015 empezó a tomar un medicamento de nueva generación, más eficaz y con menos posibilidades de generar resistencias, pero tras una mejoría inicial, el tratamiento volvió a fracasar en junio de 2016.

Finalmente, con técnicas de secuenciación y experimentos en cultivos celulares, los investigadores de Irsicaixa descubrieron que las muestras de virus de este paciente son resistentes a todos los fármacos de adminsitración oral aprobados, excepto a uno.