Ciudadanos y Societat Civil Catalana denuncian a la Generalitat por negligencia ante los altercados

Carrizosa acusa a Sàmper de “no proteger” a los Mossos tras las protestas a favor de Hasel

El candidato de Cs a las Presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, junto a la líder de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte. EUROPA PRESS
El candidato de Cs a las Presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, junto a la líder de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte. EUROPA PRESSEUROPA PRESS EUROPA PRESS

El líder de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha registrado una denuncia ante la Fiscalía Superior contra el conseller de Interior, Miquel Sàmper, por presunta prevaricación por “no proteger” a los Mossos d’Esquadra ante los altercados.

En declaraciones a los periodistas junto a la líder de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte, Carrizosa ha justificado que presentan esta denuncia por la decisión de Interior de “no personarse en los procedimientos abiertos contra los responsables de atacar a los Mossos y renunciar a acusarles por atentado”.

Ha explicado que en la denuncia han aportado una resolución, firmada por el anterior secretario de Interior Brauli Duart, en la que se dan “instrucciones a los servicios jurídicos para que no acusen por atentado a aquellos que atacan a los Mossos”, una posición que asegura que ha suscrito Sàmper.

“La Generalitat tiene el deber de procurar por la indemnidad de sus funcionarios, de personarse, proteger y dar asistencia jurídica a los que son atacados por el ejercicio de sus funciones”, ha sostenido.

Ha añadido que “Sàmper deja a los Mossos d’Esquadra a los pies de los caballos en vez de pararle los pies a los violentos”, una conducta que cree que las fuerzas políticas no pueden dejar pasar y que tienen que defenderles después de seis días de protestas.

Además, cree que se está intentando abrir “el melón del modelo judicial con la excusa de favorecer a los violentos”, y que realmente lo que se pretende con ello es dejar a Cataluña sin modelo policial y que ésta no tenga la fuerza suficiente para reprimir a los que producen los altercados.

Carrizosa considera que Junts y ERC “no están haciendo nada contra los violentos y sí que lo hacen contra los Mossos porque buscan el apoyo de la CUP para gobernar”, y que tanto la Generalitat, como el Ayuntamiento y el Estado están desprotegiendo a los ciudadanos, sobre todo a los comerciantes y restauradores afectados por los disturbios y los saqueos.

“Tratan a la CUP con un guante blanco y dejan a las personas normales al albur de la violencia y del saqueo que están padeciendo muchas personas”, ha criticado.

También ha reprochado al ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, mirar hacia otro lado porque el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, apoya las protestas, según él, y le ha pedido que se ponga en contacto con Sàmper para abordar las protestas porque el Estado tiene competencias en seguridad pública, ha recordado.

Por su parte, Guilarte ha afeado la posición de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, respecto a las protestas y se ha mostrado preocupada por la imagen internacional que se está dando de Barcelona porque “repercute en la forma de atraer talento e inversiones para conseguir que la ciudad se recupere de la pandemia”.

Por eso ha pedido a Colau y al primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que se personen en todas las causas judiciales “contra estos violentos que están destrozando la ciudad”.

Por su parte, Societat Civil Catalana (SCC) ha anunciado este lunes que presentará una demanda de responsabilidad patrimonial contra el Govern por su “negligencia ante la ola de violencia y vandalismo” por las protestas contra el encarcelamiento de Hasel.

La entidad ha explicado en un comunicado que contactará con los sectores económicos “afectados por el vandalismo antisistema en Barcelona” para coordinar esta demanda.

El presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, ha reprochado al Ejecutivo catalán su respuesta ante los incidentes de los últimos días: “Si un día hay actos vandálicos no es tu responsabilidad, pero si sucede cinco días consecutivos, hay una clara negligencia de los responsables políticos, que han dejado a la policía a los pies de los caballos”.

“No merecemos un Govern obsesionado con no disgustar a los antisistema. Gobernar no es dirigir un ‘esplai’, es hacer cumplir la ley democrática que garantiza el progreso económico y el bienestar. ¿Cómo quieren construir un Estado si no saben responder ni controlar un estado de violencia y caos?”, ha afirmado.

Además, ha pedido a los líderes políticos que rompan sus negociaciones con la CUP de cara a formar Govern y ha urgido a una “gran concertación de la sociedad civil para plantar cara a la ola de disolución y para construir una alternativa social, cívica y económica a la decadencia del ‘procés’”.