Vídeo: un usuario denuncia racismo de un vigilante de Renfe

El joven senegalés Alioune de Terrassa asegura que el empleado le dijo “tú no puedes viajar en este tren” pese a tener el billete validado

Alioune recorrió a la entidad Terrassa Sense Murs para explicar su caso
Alioune recorrió a la entidad Terrassa Sense Murs para explicar su casoTwitter

La entidad Terrassa Sin Muros ha utilizado las redes sociales para compartir un presunto episodio de racismo en la Estación del Norte de Terrassa que habría tenido lugar meses atrás. Su protagonista, Alioune, de origen senegalés, asegura en un vídeo que un vigilante le impidió que subiera al tren a pesar de llevar el billete correctamente validado. La víctima explica que el vigilante inventarse excusas para impedirle el viaje, pero en Sabadell, lo obligó a bajar del vagón, donde se encontró una patrulla de Mossos esperándole.

El guardia lo denunció por una agresión que él niega, y tuvo que pagar una multa de 270 -pagada con colaboración ciudadana- para evitar pisar la cárcel. En el juicio, dice, no se pudo defender porque no entendía el idioma y le afirmaron que no necesitaba abogado. La entidad aprovecha este caso para denunciar a través de un hilo “las praxis racistas” de vigilantes de seguridad y revisores, ya que, añaden, las identificaciones por perfil étnico “son la muestra del racismo institucional más básico y cotidiano.

Todo empezó a la estación de Terrassa Nord cuando, en un control en el interior del tren, un vigilante le pidió el billete. Alioune le enseñó el billete correctamente validado al vigilante. No obstante, según explica él mismo, el vigilante le dijo: “Tú no puedes viajar en este tren”.

Alioune, sorprendido, le preguntó cuál era el motivo por el que no podía viajar en ese tren, ya que tenía el billete validado. La explicación que le dieron fue que llevaba una maleta demasiado grande y que eso era motivo suficiente para impedirle coger el tren, explica él mismo en el vídeo.

El vigilante de seguridad avisó a la Policía, pero se negaron a venir. Al cabo de un rato, hicieron cambiar de tren a todos los pasajeros y, cuando llegaron a Sabadell, el vigilante lo obligó a bajar del tren.

Cuando bajó del vagón, Alioune vio que había una patrulla de los Mossos d’Esquadra esperándolo y el vigilante de Renfe, supuestamente, denunció una agresión que, según Alioune, era falsa.

Este caso llegó a juicio y, tal como explica el joven senegalés al vídeo, le dijeron que no necesitaba a ningún abogado y que llegó a los juzgados sin la posibilidad de defenderse. Por si no fuera poco, le costaba mucho entender el idioma y se sintió indefenso en esta situación.

Finalmente, el joven explica que le dijeron que tenía que pagar 270 euros por esta agresión que, según él, nunca se llegó a producir. También le dijeron que si no pagaba la multa en menos de 10 días tenía que entrar en la cárcel durante 15 días.

“Denunciamos las praxis racistas de vigilantes de seguridad y revisores en estaciones de tren y convoyes. Las paradas e identificaciones por perfil étnico son la muestra del racismo institucional más básico y cotidiano Denunciamos también que la justicia racista ha impedido el derecho a una tutela judicial efectiva a nuestro compañero Alioune. También estos hechos demuestran el racismo estructural que impregna la administración de justicia”, explican indignados en la cuenta de Twitter de Terrassa sense Murs.

Aunque los hechos pasaron hace meses, Alioune ha hecho compartido por redes sociales esta experiencia de racismo el martes y el vídeo ha corrido como la pólvora en Twitter e Instagram. Desde Renfe Catalunya explican que las actitudes racistas y xenófobas no tienen cabida en esta empresa y que se oponen firmemente a toda aquella persona que las realice.