El secretario general de Junts no tiene opinión sobre la ruptura con ERC

Jordi Turull, de perfil negociador y con gran influencia en las bases, evita posicionarse escudándose en una norma interna creada a horas de la consulta

El secretario general de Junts, Jordi Turull, y la presidenta de Junts, Laura Borràs
El secretario general de Junts, Jordi Turull, y la presidenta de Junts, Laura Borràs FOTO: David Zorrakino Europa Press

“Un secretario general no se puede poner de perfil”. Son palabras de Jordi Turull cuando anunció el lunes la pregunta y las condiciones de la consulta de Junts que marcará el devenir de la política catalana. Este miércoles, a horas de que la militancia posconvergente decida si rompe el Govern y se va a la oposición o bien sigue en el poder, su principal líder ha renunciado a posicionarse.

Turull, de perfil negociador -fue uno de los dirigentes más activos en la negociación de la investiudra del propio Pere Aragonès- se escuda en un mandato interno del partido emitido hoy para no desvelar su sentido del voto. En un hilo publicado en Twitter, ha explicado que quería esperar a la sesión de control de este miércoles en el Parlament para hacer pública su posición, “pero dada la apelación de la Sindicatura electoral, como secretario general no lo haré”.

“La neutralidad reclamada por la Sindicatura electoral la pongo al servicio de la cohesión y el fortalecimiento de este gran proyecto colectivo que es Junts”, ha asegurado.

La Sindicatura electoral ha emitido este miércoles dos comunicados: en el primero pedía a los cargos internos, órganos colegiados y a los representantes en las instituciones que se mantuvieran neutrales y se abstuvieran de utilizar su posición “para favorecer cualquiera de las opciones de la consulta”, mientras que en el segundo aclaraban que se permitían los posicionamientos a título personal pero no acompañados de simbología oficial del partido.

La propia Laura Borràs se ha saltado estos requerimientos y ha anunciado este mismo miércoles que votará la ruptura con Esquerra con una imagen de ella misma bajo las siglas de Junts.

De hecho, los dirigentes de la formación han ido tomando posiciones a lo largo de toda la semana avanzando el sentido de su voto para tratar de influir en las bases, siempre impredecibles. Y este miércoles ha entrado en campaña el propio Carles Puigdemont, el dirigente con mayor peso e influencia en Junts, quien ha dado a entender que apuesta por romper con Esquerra. El ex president de la Generalitat ha compartido un tuit del portavoz osconvegente, Josep Rius, en el que defiende salir del Ejecutivo que preside Pere Aragonès: «Sí a Junts. Sí a la independencia. No en este Govern».

“Ante la negativa de ERC a cumplir el acuerdo de legislatura, votaré NO a continuar parte de este Govern. Por Junts per Catalunya y por la independencia. Y porque es la única manera de acabar la carrera que empezamos el 1-O”, ha afirmado Rius –dirigente del círculo de Puigdemont– en un artículo escrito por él mismo en «El Punt Avui».

Con este gesto, Puigdemont se ha posicionado tras meses de reproches velados hacia Esquerra por haber emprendido la vía pactista y después de criticar con ahínco el Govern de la Generalitat desde su Ejecutivo parainstitucional del Consejo por la República. Un órgano con el que reclama a Aragonès dirigir de nuevo el rumbo del «procés» y marcar la estrategia casi en sustitución del Govern de la Generalitat.

Por tanto, Borràs y Puigdemont se quedan con el foco de la ruptura ante las bases, mientras que los partidarios de seguir son los consejeros del Ejecutivo, sin tanta popularidad entre la militancia de la formación. También los alcaldables y el grupo posconvergente en el Ayuntamiento de Barcelona pensando ya en los comicios locales del año que viene.

Hasta 6.465 militantes de Junts podrán votar telemáticamente a partir de la medianoche de jueves y hasta las 17.00 horas del viernes si quieren que el partido siga formando parte o no en el Govern de Pere Aragonès en una consulta interna.

“¿Quieres que Junts siga formando parte del Govern de Cataluña?”, es la pregunta que se formulará a las bases de la formación.