La educación concertada reclama a Sanidad hacer PCR periódicos a profesores y alumnos

El objetivo del sindicato educativo es evitar “una cascada de contagios” y recuerdan a Marzà que llevan meses reclamando la realización de pruebas

FSIE-Comunitat Valenciana, el sindicato mayoritario en la enseñanza concertada ha reclamado hoy a la Conselleria de Sanidad y a la de Educación que permitan hacer test periódicos para todo el ámbito educativo, tanto a profesionales como alumnos y poder evitar “una cascada de contagios”.

Además, ha solicitado que se incluya en el protocolo la realización de test a todos los alumnos y profesores de una clase que hayan estado en contacto con un positivo que no sea de grupo de convivencia estable, ya que “es imposible garantizar al cien por cien que siempre se ha mantenido la distancia de un metro y medio y el uso correcto de la mascarilla durante toda la jornada escolar”.

FSIE ha hecho referencia a las declaraciones del Conseller de Educación, Vicent Marzà, quien ha planteando la posibilidad de hacer test a todos los docentes y ha recordado que el sindicato lleva reclamando esta posibilidad desde hace meses “cuando comenzamos a trabajar en el inicio de curso”.

“La mejor manera de asegurar las aulas es eliminando las sospechas” ha señalado FSIE al tiempo que ha reclamado a la Conselleria de Sanidad y de Educación que trabajen en esa línea.

Además, FSIE ha solicitado al Conseller que exija a Sanidad que agilice la realización y el resultado de los PCR realizados a alumnos y profesionales docentes con síntomas para poder “cortocircuitar” lo antes posible cualquier indicio de brote y “generar la menor alteración posible en el aula y en la marcha de los alumnos”.

En esta línea, el sindicato ha señalado que es fundamental que haya personal sanitario asignado a cada centro para que pueda detectar, controlar y vigilar cualquier brote o incidencia relativa al COVID en los centros educativos.

No es papel de los profesores dictaminar o controlar la salud de los alumnos, y la figura del profesor Covid no solo le da más responsabilidad, sino que afecta al desempeño de la labor docente porque tienen que vigilar el cumplimiento de los protocolos, ayudar a los alumnos a que los cumplan, determinar si es contacto estrecho o no, ver si tiene síntomas, ponerse en contacto con el centro de salud si los tiene y, además, dar clase”.

Para FSIE, “la labor formativa no puede quedar relegada por una labor sanitaria que deben realizar sanitarios”.

El sindicato también ha advertido de la necesidad de aclarar algunos aspectos del protocolo ya que en la nueva guía" no queda claro si a los convivientes se les ha de hacer o no un PCR en caso sospechoso. No hay tiempo que perder, hagamos más seguras las aulas".