Cazan a Nacho Vidal conduciendo drogado, sin puntos y dando bandazos

El actor y productor era incapaz de mantenerse en pie y de comunicarse de forma coherente

La vida de Nacho Vidal en los últimos meses ha sido algo más que complicada. Hace poco más de una semana concedía una entrevista a “El Periódico”, en la que se derrumbaba al hablar de cómo el fotógrafo José Luis Abad había muerto en sus brazos después de haber consumido una droga conocida como sapo bufo. Una droga que según el actor y productor de cine para adultos, de 46 años, es una “medicina” que le cambió la vida.

La experimentación de Vidal con las drogas no es nueva y ayer tuvo un nuevo episodio en las calles de Valencia. Sobre las 18:30 horas, una patrulla de Policía comprobó cómo un coche circulaba por la calle Alicante de la capital de Turia haciendo zig zags. Después de seguirlo por varias manzanas de viviendas, la altura de la calle Ausiàs March, dos coches de la Policía Nacional interceptaron el vehículo del que descendió el actor, que circulaba sin puntos, que apenas se sostenía en pie y con las pupilas de los ojos muy dilatadas, un claro síntoma de la ingesta de drogas.

Los agentes de la Policía Nacional avisaron a Policía Local para que se hicieran cargo del incidente y a una ambulancia, que condujo a Vidal al Hospital la Fe para ser examinado mientras era custodiado por los agentes. Sin embargo, el actor porno dio negativo en control en control de alcoholemia y en el de drogas. Según indicó Vidal, había consumido GHB, una potente droga que no deja restos en el organismo.

El GHB provoca tanto un “subidón” de euforia como alucinaciones. Ha hecho que mucha gente joven necesite recibir cuidados médicos de urgencia porque se trata de un líquido inodoro e incoloro, cuando se diluye en una bebida es prácticamente indetectable y a veces se coloca (deja caer) en bebidas ajenas sin que se enteren sus consumidores.

El coche quedó inmovilizado al comprobarse que Vidal no estaba en condiciones de seguir circulando, según las fuentes consultadas, que también afirman que el actor en principio se mostraba alterado pero poco a poco se fue calmando.

Caso Abad

El actor fue detenido y puesto en libertad por homicidio imprudente durante el ritual místico basado en la inhalación de los vapores del veneno de sapo bufo alvarius que le provocó la muerte el fotógrafo José Luis Abad.

Con la culminación de la investigación desarrollada durante 11 meses, se pudo constatar la existencia de un delito de homicidio por imprudencia y un delito contra la salud pública, supuestamente cometido por quienes organizaron y dirigieron el ritual.