Multan al hombre que perdió a su familia en el derrumbe de Peñíscola por no devolver el “router”

La compañía de teléfonos se ha visto obligada a retirar la denuncia ante la viralización de la noticia

Imagen del edificio de tres plantas que se derrumbó la semana pasada en Peñíscola (Castellón)
Imagen del edificio de tres plantas que se derrumbó la semana pasada en Peñíscola (Castellón)Domenech CastellóEFE

Bienvenido Cives es el hombre que la semana pasada perdió a su mujer y a su hijo en el derrumbe de un 18 viviendas en un edificio de Peñíscola (Castellón). Tras la desgracia, ha tenido que vivir una situación rocambolesca, en la que la compañía de teléfonos le denunció con una sanción de 150 euros por no devolver el “router” al intentar cancelar el contrato por haber perdido su vivienda.

Tal y como informó en exclusiva el periódico castellonense Mediterráneo, la compañía de teléfonos en cuestión (MásMovil), envió un correo al afectado en el que le explicaban que “lamentablemente no podemos eximir de la penalización por no devolución del router. Nuestros términos y condiciones no contemplan este caso. Sentimos las molestias”.

Lógicamente la noticia se hizo viral hasta convertirse en “trending topic” a nivel nacional, lo cual hizo que la empresa tuviera que rectificar con la intervención incluso del CEO, Meinrad Spenger, que hizo públicas sus disculpas a Cives a través de las redes sociales.

Además, el perfil oficial de la compañía contestó a cientos de usuarios, que reprocharon la falta de empatía con la dramática situación que vive la familia. Finalmente, ante el aluvión de críticas la firma se vio obligada a emitir un comunicado de disculpas. «Hemos cometido un error a la hora de gestionar el caso de Bienvenido y pedimos disculpas por ello. Nos hemos puesto en contacto con él y ya ha quedado solucionado», dijo Másmóvil.

Hay que recordar que el edificio, construido a principios de los años 90, se derrumbó el miércoles de la semana pasada, dejando sepultadas a tres personas de la misma familia. Una de ellas, un joven de 26 años, pudo ser rescatado con vida la misma noche del derrumbe. Su madre y su hermanastro seguían atrapados.

A la mañana siguiente, en torno a las 8, fue encontrado el cuerpo sin vida del menor, de 15 años, hijo de Bienvenido. Por la tarde fue hallado el cadáver de la mujer, de origen cubano, y pareja del único superviviente de esta desgracia, que tuvo tiempo de salir antes de que el edifico se derrumbara por completo.