Estos son los impuestos que la oposición pide a la Generalitat que elimine a los valencianos

PP, Ciudadanos y Vox coinciden en pedir la eliminación del de Patrimonio y reclaman más deducciones

El diputado del gupo parlamentario popular, Rubén Ibáñez (i), se dirige al conseller de Hacienda, Vicent Soler (d), durante el pleno de Les Corts Valencianes donde se debate la ley de acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat de 2022
El diputado del gupo parlamentario popular, Rubén Ibáñez (i), se dirige al conseller de Hacienda, Vicent Soler (d), durante el pleno de Les Corts Valencianes donde se debate la ley de acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat de 2022 FOTO: Biel Aliño EFE

Les Corts han comenzado la semana con un pleno con el que se encara la recta final del debate del proyecto de ley Presupuestos de la Generalitat para 2022. Durante el lunes y el martes se seguirá con la discusión de las enmiendas que no han sido aprobadas en comisión y el miércoles se votará y aprobará esta ley y la de Medidas Fiscales, conocida como Ley de Acompañamiento.

Durante los últimos meses los grupos políticos han insistido en el eterno debate sobre la necesidad de bajar los impuestos- defendida por el bloque de la derecha- mientras que el de izquierda ha defendido la subida para las rentas altas. PP, Ciudadanos y Vox han presentado una batería de enmiendas en este sentido que, salvo sorpresa de última hora, no saldrán adelante.

El portavoz adjunto del PP en Les Corts, José Antonio Rovira, ha criticado que los socios del Botànic vayan a aprobar nuevas tasas y ha defendido la derogación del impuesto sobre las viviendas vacías o el de la incineración de residuos.

Los populares proponen rebajar el IRPF, tanto en la tributación individual a escala autonómica, como en los mínimos personales y familiares, para que las rentas más bajas no tengan que pagar este impuesto. En su modelo de “revolución fiscal” se simplifican los tramos de 10 a 7 y se reduce el tipo máximo del 54 al 49 por ciento. Además, se tiene en cuenta el mínimo personal y familiar, lo cual implica que, en la cantidad a pagar, no solamente influirá la renta, sino también las condiciones familiares y personales. Por ejemplo, un joven cuya renta anual sea de 14.225 millones de euros, pagaría IRPF, mientras que con la reforma propuesta no lo haría. En total, el ahorro que supone la reforma que plantea el PP en el IRPF es de 800 millones de euros,

En cuanto al de Patrimonio propone una bonificación del 99 por ciento para enmendar el cambio aprobado por el Gobierno del Botànic que redujo el mínimo exento de 700.000 a 500.000 euros. El de Sucesiones y Donaciones es otro de los impuesto que se modifica con la reforma del PP. En el primer caso, los populares proponen una bonificación del 99 por ciento para hijos mayores, cónyugues y padres, mientras que el de Sucesiones se suprime por completo.

Además, solicita que por nacimiento, adopción una deducción de 600 euros por el primer hijo nacido o adoptado; 750 por el segundo hijo nacido o adoptado; 900 euros por el tercer hijo nacido o adoptado y sucesivos. Por acogimiento familiar, simple o permanente, administrativo o judicial durante el periodo impositivo: 600 euros por cada acogido en régimen de acogimiento familiar con familia educadora.

También propusieron desgravaciones de entre el 20 y el 100 por ciento del coste de las obras de adecuación de las viviendas para personas que acrediten un grado de discapacidad de entre el 40% y el 64%. El máximo deducible sería de 15.000 euros, tanto en tributación individual como en la conjunta, siempre que se cumplan los siguientes requisitos”.

Por su parte, Ciudadanos propone reducir medio punto el tramo autonómico del IRPF hasta 50.000 euros, lo que supondría un ahorro de 129 millones para todos los valencianos. Además, reclama la bonificación del 99 por ciento para el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y la ampliación del mínimo exento del Impuesto de Patrimonio hasta los 700.000 euros.

Además, el grupo liberal ha presentado enmiendas que reclaman las siguientes deducciones: de hasta 300 euros por los gastos vinculados a la salud bucodental, de hasta 200 euros por productos como lentillas y cristales, de hasta 300 euros por gastos vinculados a la salud mental y de hasta 200 euros por el gasto en mascarillas y gel hidroalcohólico. También la deducción por la primera adquisición de vivienda habitual con el límite de 1.200 euros y la deducción de hasta 720 euros por el fomento del autoempleo en jóvenes menores de 35 años.

La diputada Yaneth Giraldo ha denunciado el “rodillo” del Consell y ha lamentado que “la voluntad de diálogo y de consenso que promovió los pactos de la reconstrucción se ha esfumado”.

Por su parte, el portavoz adjunto de Vox, José María Llanos, ha defendido hoy que deben incrementarse las deducciones por familia numerosa o monoparental, deducción por contratación a personas en el sistema especial de empleados del hogar, la eliminación del Impuesto de Patrimonio, la bonificación del 99 por ciento sobre la cuota de Impuesto de Sucesiones y Donaciones.