La cabalgata de los Reyes Magos más antigua de España vuelve en una noche doblemente “real”

Los pajes deberán aportar certificado covid y no podrán repartir caramelos entre los niños

Cabalgata De Los Reyes Magos De Alcoy
Cabalgata De Los Reyes Magos De Alcoy FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) AYUNTAMIENTO DE ALCOY

La cabalgata de Reyes Magos más antigua de España, la de Alcoy (Alicante), volverá dos años después a recorrer las calles de la ciudad, que disfrutará de una noche doblemente “real”, ya que, poco después de la cabalgata, el Alcoyano disputará los dieciseisavos de final de Copa ante el Real Madrid, en el que esperan repetir la machada del año pasado, cuando apeó al equipo madrileño.

La vuelta de la cabalgata dos años después, por el paréntesis obligado por la pandemia, se hará pero de manera diferente a la tradicional, al tener que adaptarse el desfile a las actuales restricciones por la covid, por lo que los pajes deberán aportar certificado covid, no podrá haber contacto físico entre participantes y público, no se repartirán caramelos al público y los Reyes Magos no podrán besar a los niños.

A pesar de estas restricciones, la cabalgata contará con un elemento especial e inédito como colofón final: el partido entre el Alcoyano y el Real Madrid, un choque que se repite justo un año después de que el conjunto madridista cayese eliminado en la prórroga en un encuentro, también de Copa, en el que José Juan, el portero local, se erigió como héroe.

Antes del choque futbolístico, la tradicional cabalgata, que comenzará a las 18:00 horas, cumplirá este año su edición número 136 y mantendrá su recorrido habitual, a través del cual Sus Majestades los Reyes de Oriente visitarán Alcoy acompañados de sus habituales pajes, los cuales, escalera de mano mediante, accederán a las viviendas y harán entrega a los más jóvenes de los regalos que los Reyes les han traído.

Sin embargo, los más pequeños no podrán ofrecer comida a los pajes como agradecimiento a estos regalos, por imperativo de la normativa covid, así como tampoco podrán besarles o agradecerles con abrazos estos presentes, ya que se pretende que los participantes se relacionen lo mínimo posible.

Fuentes consistoriales han explicado que se reducirá el número de participantes para ganar “fluidez” y con el objetivo de que el popular paseo de Sus Majestades acabe antes de las 21:00 horas, para que el aficionado tenga media hora para llegar al campo de El Collao y para que los Reyes puedan seguir su camino.

Debido a esta reducción de aforo, el día 5 sólo se permitirá el acceso a la Adoración en la Plaza de España a un total de 1.240 personas, que tendrán que acceder con el pasaporte covid y que estarán distribuidas por sectores. Del mismo modo, se eliminará la participación del ‘pueblo’, las personas vestidas con trajes populares que desfilan cantando villancicos y tocando instrumentos típicos navideños.

Desde el Ayuntamiento han expuesto que la junta de seguridad realizada para coordinar el dispositivo que se pondrá en marcha el 5 de enero ha concluido que habrá un total de 18 efectivos de Policía Local, 16 de Cruz Roja, 6 de la Guardia Civil, 9 de Protección Civil y 12 de la Policía Nacional en la Cabalgata, mientras que otros 40 agentes de la Policía Nacional estarán presentes en el campo de El Collao.

Será en ese estadio donde finalice una tarde-noche especial para el aficionado alcoyano, que ha visto cómo su equipo se ha especializado en derrotar a rivales de primera división, puesto que si el año pasado eliminó al Madrid, este ha hecho lo propio con el Levante, al que apeó de la siguiente ronda en la tanda de penaltis, tras empatar tres a tres en el tiempo reglamentario.

Para repetir esta hazaña, el conjunto local podrá contar con el 100 % del aforo de El Collao, ya que pese a la entrada en vigor de nuevas restricciones que limitan el aforo al 75 % en espacios abiertos, esta normativa sólo se lleva a cabo en campos de más de 5.000 espectadores, mientras El Collao tan solo tiene 4.200.

Dispositivo para evitar aglomeraciones

Por su parte, la ciudad de Castelló recibirá a los Reyes Magos el próximo miércoles, 5 de enero, con un dispositivo especial para evitar aglomeraciones y con un recorrido más largo, vallado en algunos tramos, por calles más amplias y con un remate final pirotécnico y mantiene el desembarco de los mismos al Grau por la mañana.

Según han informado fuentes del consistorio, el dispositivo se ha adaptado a la situación de emergencia sanitaria actual en la que “prima el refuerzo de las medidas de prevención y de seguridad ante la covid dirigidas a evitar aglomeraciones”.

Así, la cabalgata se recupera este año pero con un recorrido más largo y por calles más amplias de las habituales, vallado en algunos tramos, de forma que se eviten concentraciones de personas en determinados puntos del trayecto de la comitiva real.

Además, se ha decidido que por lo mismos motivos no se lanzarán caramelos desde las carrozas y se ha pedido a los asistentes no acercarse tampoco a los vehículos ni a los grupos de animación, que no interactuarán con el público. Antes de la cabalgata, y tras su desembarco en el Grau, los Reyes Magos recorrerán los barrios y los grupos periféricos de la ciudad en coches, de forma que se diversifiquen también los puntos donde poder verlos.