Fevitur se une a la plataforma surgida en Valencia de oposición a la tasa turística

Aptur CV aglutina la mayoría de viviendas turísticas de Valencia, Castellón y Alicante

Imagen de la campaña en contra de la tasa turística
Imagen de la campaña en contra de la tasa turística FOTO: La Razón La Razón

La Federación Española de Viviendas Turísticas, Fevitur, que aglutina las distintas asociaciones autonómicas de viviendas y apartamentos turísticos reglados, se ha adherido a la plataforma https://noalatasaturistica.com/ surgida en la Comunitat Valenciana en oposición a la propuesta de implantación de la tasa turística que quiere poner en marcha el gobierno valenciano.

El Presidente de Fevitur, Tolo Gomila, ha explicado que “la federación, como no puede ser de otra forma, suscribe el rechazo a la tasa turística que se ha generado en la Comunitat, se adhiere a la plataforma, y apoya a nuestras asociaciones en Alicante, Valencia y Catellón, como lo hace en el resto de España”.

Desde Fevitur se recuerda además que “nuestros asociados en la Comunitat llevan años luchando contra el intrusismo en el sector y colaborando con la administración para erradicar los apartamentos turísticos ilegales, y la aplicación de una nueva tasa turística será un paso atrás en este sentido porque favorecerá a los alojamientos no reglados”. El Manifiesto, al que ya se han adherido en menos de 48 horas casi 2000 entidades o personas a título particular, espera demostrar el rechazo mayoritario de la sociedad valenciana a la implantación de la tasa turística, y el apoyo al sector turístico, tal y como se recoge en el Manifiesto de la Plataforma que se reproduce a continuación: “El turismo es la actividad que más ha sufrido durante la pandemia. Todavía está muy lejos de recuperar los niveles de empleo y facturación de antes de la crisis del Covid19.

La convalecencia turística va a durar tres o cuatro años. Los últimos estudios estiman que esta recuperación de niveles no se va a producir hasta 2024 en función de la evolución de la situación sanitaria mundial. El turismo ha perdido competitividad en estos dos largos años de pandemia. Todavía es el sector que más trabajadores tiene en situación de ERTE, situación que tendrá que ser prorrogada hasta las puertas del verano. En estos momentos, la prioridad para todos, empresarios, trabajadores, gobernantes y políticos, tiene que ser consolidar la recuperación del turismo en la Comunidad Valenciana, ya que no se puede frivolizar con la principal actividad económica de la región: el 15 por ciento del PIB está en juego. En esta consolidación no tiene lugar un incremento de la presión fiscal.

Las políticas deben pasar por incrementar la calidad, mejorar el producto turístico y facilitar la llegada de turistas, “pero en ningún caso imponer en estos momentos una subida de impuestos que pueda afectar a la recuperación y que reste competitividad a los destinos de la Comunitat Valenciana”. Los objetivos y actuaciones de sostenibilidad, calidad, innovación y transformación tienen una financiación garantizada en el marco de tres años gracias a los Fondos Europeos Next Generation. Esta es la herramienta más potente para trabajar desde la colaboración público-privada en políticas de transformación y futuro del turismo.

No es necesaria una tributación específica para conseguir fondos para estos fines. La realidad económica del turismo de la Comunitat es una referencia que debe tenerse en cuenta para tomar cualquier decisión. Nos queda mucho camino que recorrer: Baleares, Cataluña, Canarias, Andalucía, País Vasco, Madrid… son regiones que nos superan ampliamente tanto en ingresos como en precios medios. De hecho, la Comunitat Valenciana está un 10 por ciento por debajo de la media nacional en rentabilidad turística. Además, en el ámbito municipal, una ciudad con mucha potencia como Valencia vería peligrar su estrategia de saltar a la primera línea de destinos urbanos en ingresos turísticos perdiendo claramente posiciones frente a sus competidores.

Con un 60 por ciento de turismo nacional muy tocado por la pandemia, por la inflación y por la crisis “sería contraproducente limitar todavía más su capacidad de gasto turístico. Teniendo además un efecto perverso de potenciación de la economía sumergida en el turismo, con alojamientos no controlados ni regulados, que escapan a cualquier impuesto y normativa”. Y este impuesto agravaría todavía más la presión fiscal de los propios valencianos: no podemos olvidar que el 30 por ciento del turismo lo consumen residentes de la propia Comunitat.

A pesar de todo, el tejido empresarial y social vinculado con el turismo en la Comunitat Valenciana estamos al lado del Gobierno Valenciano al exigir una financiación autonómica adecuada y justa. Este es el objetivo que se debe conseguir y por el que apostamos y apoyamos firmemente. Por todos estos motivos, porque está en juego la recuperación del sector, porque muchos empleos y trabajadores dependen de nuestro turismo, porque nos jugamos mucho y porque #ahoranoeselmomento, yo digo #NoalaTasaTurística”.

La queja valenciana

La Asociación de Apartamentos Turísticos de la Comunitat Valenciana APTUR CV, que aglutina a la gran mayoría de las viviendas turísticas regladas de Alicante, Valencia y Castellón, decidió ayer adherirse a la plataforma https://noalatasaturistica.com/ para mostrar su rechazo a la propuesta de implantación de la tasa turística acordada por los tres grupos políticos que conforman el gobierno valenciano; PSPV, Compromís y Unides Podem. El presidente de APTUR CV, Miguel Ángel Sotillos, explicó que el sector de las viviendas turísticas regladas se suma a esta plataforma porque “ahora no es el momento de abrir un nuevo debate en el sector, sino de intentar recuperar entre todos el Turismo en nuestra Comunitat, que supone hasta el 15% del PIB, y que está siendo el más perjudicado por la pandemia con pérdidas de entre el 50 % y el 70% de la facturación”.

Sotillos recordó además que el sector conoció por los medios de comunicación el acuerdo sobre la tasa turística, sin haber sido consultado por parte del gobierno valenciano, y su aplicación, aunque de carácter municipal y voluntaria, supondrá gastos de adaptación y una sobrecarga de trabajo que sólo soportarán los alojamientos reglados. El Manifiesto, al que ya se han adherido unas 700 personas y las primeras 17 asociaciones y entidades hosteleras, turísticas y empresariales, espera recibir miles de adhesiones particulares o colectivas para demostrar el rechazo mayoritario de la sociedad a la implantación de la tasa turística.