El jurado declara culpable de asesinato al acusado de matar a su bebé en Castellón

Le golpeó contra la pared porque le molestaban sus balbuceos

El acusado de matar a su bebé se sienta en el banquillo
El acusado de matar a su bebé se sienta en el banquillo FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

El jurado ha declarado hoy culpable de los delitos de asesinato, de lesiones y de violencia doméstica habitual al joven acusado de matar a su bebé de 10 meses en Almassora en septiembre de 2020 y de haberle maltratado previamente.

El jurado se ha pronunciado esta tarde después de haber estado deliberando desde primera hora de la mañana después de que ayer acabara la tercera de las sesiones del juicio que se celebró en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón.

Unas sesiones en las que el acusado se acogió a su derecho a no declarar y en la que comparecieron como testigos la madre del bebé, los abuelos de este, así como agentes de la Guardia Civil, personal de los Servicios Sociales de Almassora y peritos.

El ministerio Fiscal sostenía que el joven, que convivía con la madre del bebé -la cual ha sido ya condenada por la jurisdicción de menores como responsable de asesinato en comisión de omisión- desde que el niño nació en noviembre de 2019 “le venía propagando bofetadas, golpes y al menos un mordisco porque los lloros del menor le molestaban”.

En enero de 2020 el acusado le retorció fuertemente el brazo al menor, causándole una fractura en el húmero y a partir de marzo de 2020, cuando, según el fiscal, “hubo un periodo de tranquilidad” en la intervención de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Almassora, los malos tratos se intensificaron y “golpeaba al menor sin motivo de forma casi diaria”.

Según el escrito de la Fiscalía, el 12 de septiembre de 2020 el menor comenzó a balbucear y el acusado, “que no podía dormir por este motivo, se dirigió a la cuna de su hijo y lo cogió y golpeó en dos ocasiones contra la pared con el propósito de acabar con su vida”.

En esta agresión le causó al pequeño unas lesiones consistentes en traumatismos cráneo encefálicos que acabaron con su vida poco tiempo después, hace constar el ministerio público en su relato de los hechos.

Para el fiscal los hechos son constitutivos de un delito de asesinato, un delito de lesiones y un delito de violencia doméstica habitual por lo que pide la imposición de la pena de prisión permanente revisable, además de indemnizar en 150.000 euros a la abuela materna del menor.

El abogado del acusado pidió su libre absolución al entender que “no existen pruebas ni de los hechos ni de su autoría”.