Alerta de fraude en Valencia: un mail del Ministerio ofrece dosis extra contra la Covid

Se indica al receptor que ha sido seleccionado para recibir la dosis adicional

Una persona se vacuna contra el coronavirus en el centro de vacunación en la Ciudad de las Artes y las Ciencia de Valencia. EFE/Biel Aliño
Una persona se vacuna contra el coronavirus en el centro de vacunación en la Ciudad de las Artes y las Ciencia de Valencia. EFE/Biel Aliño FOTO: Biel Aliño EFE

La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) ha alertado de un nuevo intento de fraude a través de correos electrónicos, supuestamente enviados desde el Ministerio de Sanidad, en el que anuncian que el usuario ha sido seleccionado para recibir una dosis extra de la vacuna contra la covid-19.

Bajo el asunto de mensaje “Tenemos un anuncio urgente sobre la dosis extra de vacuna!”, en el correo se indica al receptor que ha sido seleccionado para recibir la dosis adicional y que, para recibirla, debe clicar en el enlace para seguir las instrucciones necesarias, señala la entidad en un comunicado.

En este caso en concreto, de ser cierto, se habría difundido la noticia a través de los medios de comunicación y el Ministerio de Sanidad o la Conselleria de Sanidad habrían remitido a la ciudadanía un mensaje de texto o a través de la propia aplicación, como se hizo en su día con las comunicaciones de las diferentes dosis de la vacuna.

Según el presidente de Avacu, Fernando Móner, “este tipo de correos buscan aprovecharse de situaciones excepcionales, generando dudas e intentando influir en las personas, por eso debemos siempre verificar la información y no precipitarnos ni compartir estos mensajes, para evitar que su difusión sea mayor”.

Avacu recuerda que en otras ocasiones han advertido sobre casos con correos similares, supuestamente enviados desde entidades bancarias, empresas de mensajería, Correos, Hacienda, y realiza unas recomendaciones en caso de recibir uno de ellos.

Señala que hay que fijarse en quién envía el correo, ya que las cuentas desde las que se reciben este tipo de correos suelen incluir el nombre de la empresa a la que intentan suplantar con alguna pequeña modificación (incorporando mayúsculas o minúsculas, cambiando la extensión...)

También han que tener en cuenta qué indican en el asunto, donde suelen incluir conceptos como “urgente”, “actualización de datos”, “cancelación de tarjeta”; a quién se dirige el correo, ya que no van personalizados, sino que se encabezan con frases como “Estimado cliente” o “Apreciado usuario”.

Asimismo, hay que ver cómo está escrito el correo, ya que aunque cuando comenzaron a surgir estos correos maliciosos la redacción y ortografía de los mismos era bastante mala y se identificaban claramente, en los últimos tiempos este aspecto ha mejorado bastante. Aún así, suele tratarse de una redacción muy básica, con frases muy cortas y directas que, al pasar por motores de traducción, no emplean correctamente palabras, giros o frases.

Otra de las cosas en las que hay que fijarse es en qué aparece en el cuerpo del correo, ya que incluyen un enlace que lleva a una página no oficial de la compañía o entidad.

Por todo ello, según Avacu, “es importante que desconfiemos de este tipo de correos y acudamos a fuentes fiables de información, asociaciones de consumidores o a la propia entidad “supuestamente” que lo envía.