La Asociación de Apartamentos Turísticos asegura que las trabas administrativas fomentan el intrusismo

Se calcula que hay entre 50.000 y 60.000 alojamientos de este tipo ilegales en la Comunitat

Miguel Ángel Sotillos (de pie) considera que la tasa turística también generará mayor oferta de apartamentos ilegales
Miguel Ángel Sotillos (de pie) considera que la tasa turística también generará mayor oferta de apartamentos ilegales FOTO: La Razón La Razón

Las trabas administrativas que muchos ayuntamientos ponen a la actividad reglada del alquiler vacacional de corta estancia fomentan el intrusismo y la atomización del sector, según el Presidente de la patronal de viviendas turísticas de la Comunitat Valenciana, Miguel Ángel Sotillos.

El responsable de APTUR CV, invitado del encuentro mensual del Club de Líders de Valencia el viernes pasado, recordó que además de las alrededor 55.000 viviendas turísticas con licencia (según el INE), se calcula que hay unos 50/60.000 apartamentos turísticos ilegales en la Comunitat que operan al margen de la ley o con contratos que particulares o empresas hacen con arreglo a la Ley de Arrendamientos Urbanos, ya que muchos ayuntamientos impiden la actividad de las viviendas turísticas recogidas en la Ley de Turismo de la Comunitat.

Por esta razón, Sotillos cree necesario avanzar hacia la homologación legislativa y la seguridad jurídica que necesita cualquier actividad económica, “que es la única forma de garantizar los derechos y los deberes de propietarios, empresarios y usuarios, y no depender de los continuos cambios normativos en función del color político del gobierno municipal de turno”.

El presidente de la patronal autonómica de viviendas turísticas cree necesario fomentar el asociacionismo y luchar contra el intrusismo con nuevas campañas de concienciación en el sector, además de demostrar el peso que tienen las VUTs en el conjunto de la Comunitat, que ya representan el 55 por ciento de su oferta alojativa (más de 260.000 plazas), y generan un impacto anual de más de 1.700 millones de euros que benefician específicamente al comercio local minorista de las zonas en las que opera.

Miguel Ángel Sotillos también defendió el sector de los “ataques infundados de sectores económicos y políticos concretos que nos acusan del aumento de los alquileres o las molestias que se generan a vecinos/as cuando, excepto en casos concretos, es imposible que el 1,6 por ciento de las viviendas afecte al precio del alquiler o a la convivencia vecinal”, según explicó.

Tasa turística

El presidente de la patronal autonómica de viviendas turísticas recordó que APTUR CV se ha adherido a la campaña contra la tasa turística en la Comunitat porque, “no es el momento de abrir un nuevo debate en el sector, sino de intentar recuperar entre todos el Turismo en nuestra Comunitat, que supone hasta el 15 por ciento del PIB, y que ha sido uno de los sectores más perjudicado por la pandemia con pérdidas de entre el 50 por ciento y el 70 por ciento de la facturación en los dos últimos años”.

Además, Sotillos explicó que la aplicación de un nuevo impuesto supondrá gastos de adaptación y una sobrecarga de trabajo que sólo soportarán los alojamientos reglados, lo que fomentará el alquiler ilegal, y castigará a los propios valencianos cuando viajan en nuestra Comunidad, ya que representan casi el 40 por ciento de las estancias del turismo nacional en la Comunidad Valenciana.