Comunidad Valenciana

Fiestas

València elige por primera vez a una fallera mayor con una discapacidad: “Si hay que romper barreras, adelante”

Laura Mengó ha estudiado Enfermería y es una laureada nadadora

La Fallera Mayor de València 2023, Laura Mengó Hernández, posa junto a la Fallera Mayor Infantil, Paula Nieto Medina, tras el acto de proclamación de las Falleras Mayores de València 2023
La Fallera Mayor de València 2023, Laura Mengó Hernández, posa junto a la Fallera Mayor Infantil, Paula Nieto Medina, tras el acto de proclamación de las Falleras Mayores de València 2023Manuel BruqueAgencia EFE

La fallera mayor de València 2023, Laura Mengó, puede presumir en su todavía no estrenado reinado de haber hecho mucho por abrir el mundo de las Fallas. Ya es la primera fallera mayor de la historia con una discapacidad. En su proclamación ha admitido sentirse responsabilizada y comprometida en el estreno de su cargo y dispuesta también a “romper barreras”.

El jurado la escogió a ella entre las cientos de representantes de las comisiones falleras y está dispuesta a volcarse para que las próximas fiestas josefinas sean las mejores que se recuerden.

Mengó ha realizado estas declaraciones tras asistir al acto de proclamación de las falleras mayor e infantil de valència 2023, que se ha celebrado en el Ayuntamiento y ha sido presidido por el alcalde, Joan Ribó, según informa Efe.

Laura Mengó Hernández tiene 25 años, ha estudiado Enfermería, es una laureada nadadora, y también la primera mujer con discapacidad - tiene una prótesis en una de sus piernas- que ostenta el cargo más importante en las Fallas de València.

“He vivido un sueño”, ha admitido en declaraciones a los periodistas tras participar en el acto de proclamación. “Es una gran responsabilidad, ser fallera mayor requiere de compromiso”.

En este sentido, ha señalado que a lo largo de su trayectoria vital ha adquirido “valores de unión, de equipo”, ha considerado que el mundo fallero “no hace distinciones”, que ella hace una “vida normal”, pero a pesar de todo se ha mostrado dispuesta a “romper barreras”, si es necesario.

Las Fallas rompen así con un estereotipo que ha ido desapareciendo a lo largo de los años. Hace décadas, las falleras mayores se concentraban mayoritariamente en unas cuantas comisiones, fundamentalmente de las secciones de especial o de primera. Poco a poco ha ido cambiando y el jurado ha preferido tener en cuenta otras cuestiones, como por ejemplo, que fuesen valencianoparlantes.

A día de hoy, todavía no se ha escogido a una Fallera Mayor que esté casada o que tenga hijos.