Crítica de “El ombligo de Guie’Dani”: La otra «Roma» mexicana ★★★☆☆

Un fotograma de la película «El ombligo de Guie’Dani»
Un fotograma de la película «El ombligo de Guie’Dani»ImdbImdb

Dirección y guión: Xavi Sala. Intérpretes: Sótera Cruz, Érika López, Majo Alfaroh, Yuriria del Valle, Juan Ríos, Valentina Buzzurro. México, 2018. Duración: 119 minutos. Drama.

Desde que Guie’dani, una chica indígena zapoteca, recoge un puñado de tierra para recordar el lugar al que pertenece y aterriza con su madre en el caótico México D. F. para trabajar como empleadas domésticas en la gran casa de una familia pija y acomodada (quizá excesivamente estereotipada en algunos momentos) se presiente la tristeza, el desarraigo, la rabia contenida en una historia protagonizada por estas dos mujeres que se expresan en dialecto, de pocas palabras y gesto adusto. En las afueras de la capital de un país que, dicen los medios de comunicación, padece más de 200 millones de casos de corrupción al año, la adolescente escucha detrás de la puerta cómo el matrimonio desconfía de los silencios de Guie’dani, cómo intentan «adiestrarla» como a un bonito caniche.

En esta otra «Roma» que dirige Xavi Sala, las diferencias sociales no admiten en principio réplica, tampoco el racismo apenas oculto, pero, cuando llega, lo hace en forma de liberadora, sucia y festiva rebelión con una música atronadora de fondo. Como en la brutal «Viridiana» (Luis Buñuel, 1961), pero en un tono mucho menor y con las torpes e infantiles maneras de dos niñas que intentan huir de la realidad, llega el «No», el rechazo a un futuro con la cabeza gacha. Y, aunque es difícil cambiar tu vida cuando el hambre empuja, el sostenido e inquietante plano final de esta chica parece confirmar lo contrario.

Lo mejor

El debut en el largometraje de Xavi Sala resulta un filme muy sólido y desesperanzado

Lo peor

A la familia para la que trabajan las protagonistas le sobra algún que otro estereotipo