Pep Agut reflexiona en el Palacio de Cristal sobre su pasado histórico

Con su obra, el artista recapacita sobre nuestra herencia colonial

Una de las obras instaladas en el Palacio de Cristal
Una de las obras instaladas en el Palacio de CristalMuseo Reina SofíaMuseo Reina Sofía

El Palacio del Retiro se construyó entre 1884 -1887 para acoger la Exposición General de las Islas Filipinas, que por entonces era una de las colonias españolas. Lo diseñó Ricardo Velázquez Bosco y desde entonces se convirtió en uno de los monumentos icónicos de la capital. Ahora, el artista catalán Pep Agut ha querido homenajear esta estructura, una de las más fotografiadas de la capital, y ponerla en relación a través de su obra con sus pasado, su significación y su relación con nuestra historia colonial.

Lo ha hecho con la exposición “Meridiano de Madrid: sueño y mentira”, que acoge este mismo y emblemático espacio. El título es un guiño a dos aspectos cruciales que hoy están prácticamente olvidados. Uno que discurre fuera de nuestras fronteras y otro que se quedó en nada debido a una derrota que puso fin a la hegemonía española internacional. El primero alude al “meridiano Greenwich”, cuyo origen se remonta al año 1884. En esa fecha se aprobó un meridiano de referencia que tendría como base el Real Observatorio de Greeenwich. Esto se determinó en la ciudad de Washington.

El segundo evoca a la intentona fallida de España de crear un meridiano local 0º de Madrid (3º 41´ 16´´ al oeste de Greenwich, 14 minutos y 41 segundos por delante de aquel). Un meridiano que fue tomado como referencia en la ya citada Exposición General de las Islas Filipinas, que se abrió al público en 1887. Pero la pérdida de Cuba en 1898, que acabo con la presencia de España en América y sumergió al país en una profunda reflexión sobre su pasado, hizo del todo insostenible un meridiano propio. Este capítulo tendría una consecuencia posterior, en 1942, cuando Franco adoptó finalmente el huso horario del meridiano de Berlín, que todavía rige hoy en día.

El sueño de la razón

“Pep trabaja a partir de la historia del lugar, consigue que el tiempo tenga espacio”, ha afirmado Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, al introducir a este creador que, según informa Efe, ha dado lo mejor de sí mismo para desarrollar esta instalación. Entre los principales referentes a los que ha recurrido para reflexionar sobre nuestra historia colonial está “El sueño de la razón produce monstruos”, de Goya, y “Sueño y mentira de Franco” (1937), de Picasso. Sus obras le han ayudado a contextualizar los episodios más sombríos que la corona desplegó en ultramar.

Pep Agut ha recurrido a un elemento arquitectónico para vertebrar sus ideas: las columnas. El creador ha desarrollado moldes a partir de las del Palacio de Cristal y ha repartido por el suelo las réplicas. En su superficie hay frases que son una referencia clara a las que Goya incluía en sus obra, como esa en la que escribe: “El sueño de la razón produce súbditos” (en la obra de Goya pone “monstruos”). “A partir de la estructura central donde se encuentran estas dos columnas, se van construyendo espacios para expresar diferentes grupos de ideas”, ha afirmado el artista.