Cine

Crítica de “Eternals”: en efecto, es interminable ★★☆☆☆

Tráiler de Eternals: Los ancestrales superhéroes de Marvel se preguntan quién lidera ahora los Vengadores
MARVEL STUDIOS
  (Foto de ARCHIVO)
24/05/2021
Tráiler de Eternals: Los ancestrales superhéroes de Marvel se preguntan quién lidera ahora los Vengadores MARVEL STUDIOS (Foto de ARCHIVO) 24/05/2021 FOTO: MARVEL STUDIOS MARVEL STUDIOS

Directora: Chloé Zhao. Guion: Ryan Firpo. Intérpretes: Angelina Jolie, Salma Hayek, Kit Harington. EE.UU., 2021. Duración: 135 minutos. Fantasía/acción.

Lo de Marvel es un pozo sin fondo, un pozo lleno de billetes sin fondo, se entiende. Porque el día que los superhéroes dejen de pitar en taquilla hablaremos de otra historia. Estos, los de «Eternals», se han adaptado tan ricamente a nuestros tiempos de diversidad por narices y represora corrección política. Así, entre sus protagonistas hay una chica sorda, un afroamericano gay con un hijo, otro personaje que va de gracioso y trabaja en Bollywood, y están representadas casi todas las razas del planeta. Que nos parece estupendo, tanto como que ya las capas no estén de moda y vayan uniformados hombres y mujeres casi igual. Pero... La trama de esta película que será igualmente saga caiga quien caiga: hace millones de años, los seres cósmicos llamados Celestiales comienzan a experimentar genéticamente con los humanos para crear los Eternos, poderosos entes que hagan solo el bien, pero, claro, la cosa se joroba y aparecen además los destructivos Desviantes. Ambos especímenes están condenados a enfrentarse a una lucha eterna (tanto como este exageradamente largo filme). Y mientras se arma la mundial, Ikaris y Sersi tratan de vivir su historia de amor y el espectador descubre, eso sí, escenas de una belleza epatante, pero la historia, o lo mismo me pilló en un mal día, acaba resultando confusa por mucho que la directora intente explicarnos una vez y otra de qué va el meollo de la cuestión. Y no sería por falta de metraje...

Lo mejor: Hay escenas potentes y divertidas menciones, como a Los Vengadores o Ikea

Lo peor: Que la historia resulta bastante confusa, y la película, demasiado larga