Cultura

Los herederos de Gucci amenazan con demandar a la polémica “House of Gucci”

Critican que Aldo Gucci y familiares sean retratados como “hooligans, ignorantes e insensibles al mundo que les rodea” en la cinta recién estrenada de Ridley Scott

Lady Gaga, en el papel de Patrizia Reggiani en "La casa Gucci"
Lady Gaga, en el papel de Patrizia Reggiani en "La casa Gucci" FOTO: UNIVERSAL PICTURES

Al mundo de la moda no le ha entusiasmado la recién estrenada película “House of Gucci”, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Lady Gaga, Adam Driver, Salma Hayek, Jared Leto o Al Pacino. La cinta narra la historia del plan de asesinato de Maurizio Gucci, a quien mataron el 27 de marzo de 1995. Entre tanta conspiración, se refleja en sus escenas la época que protagonizó la casa de moda, que contó con Tom Ford como director creativo durante cuatro años. No obstante, a este diseñador no le ha gustado, al parecer, el planteamiento del filme: “Me sentí como si hubiera vivido un huracán cuando salí del cine. ¿Fue una farsa o una apasionante historia de codicia? Me he reído a carcajadas, ¿se supone que tenía que hacerlo?”, escribió Ford en el diario “Air Mail”. Si bien alaba el vestuario y fotografía de la película, también opina que se encuentra lejos de la realidad: “Como ocurre con la mayoría de las películas basadas en una historia real, los hechos se alteran, los personajes se exageran, las líneas de tiempo se deforman y, al final, ¿a quién le importa mientras esto produzca una gran película?”. Y esto no solo se ha llevado críticas de parte del diseñador, sino que también ha provocado el desencanto para la propia familia Gucci.

Adam Driver como Maurizio Gucci y Lady Gaga como Patrizia Reggiani en la película "House of Gucci"
Adam Driver como Maurizio Gucci y Lady Gaga como Patrizia Reggiani en la película "House of Gucci" FOTO: Fabio Lovino EFE/Metro Goldwyn Mayer

Según una carta firmada por los herederos de Aldo Gucci (1905-1990) que ha sido publicada por la agencia de Prensa italiana ANSA, amenazan con emprender acciones legales contra la cinta de Ridley Scott. “La familia Gucci se reserva el derecho de tomar cualquier iniciativa para proteger su nombre e imagen, así como las de sus familiares”, comienza la misiva, y especifica que se sintieron particularmente heridos por la descripción que se hace en la cinta de Patrizia Reggiani, esposa de Maurizio Gucci. Critican que es “aún más censurable” la reconstrucción de este personaje “como una víctima”, cuando fue “condenada definitivamente por haber sido la instigadora del asesinato”. Asimismo, lamentan que Aldo Gucci y familiares sean retratados como “hooligans, ignorantes e insensibles al mundo que les rodea”.

La familia Gucci no está involucrada con la marca de lujo desde 1990, pues ahora es propiedad del grupo francés Kering, fundado por François Pinault. No obstante, esto no quita que las personas a quienes se interpreta en la película de Scott sean sus familiares. Por ello, se quejan de que la producción “no se molestó en consultar a los herederos antes de describir a Aldo Gucci”, y consideran que “la narrativa es de todo menos precisa”. Asimismo, subrayan su rechazo hacia el tratamiento del personaje de Reggiani, a quien “pintan tanto en la película como en las declaraciones de los miembros del elenco como una víctima que intenta sobrevivir en una cultura corporativa masculina y dominada por los hombres”.

Los herederos precisan que “Gucci era una empresa inclusiva”. Precisamente, en la década de los 80, contexto histórico en que se desarrolla la película, “había distintas mujeres que ocupaban altos cargos, ya fueran miembros de la familia o ajenas a ella”, especifican.