Dos grandes españoles en la RTVE

Obras de Ibarrondo, Mozart y Schubert. Javier Perianes, piano. Orquesta Sinfónica de la RTVE. Juanjo Mena, director. Teatro Monumental. Madrid, 20 de noviembre de 2015

La Razón
La RazónLa Razón

Una de las citas más interesantes de la actual temporada de la Orquesta Sinfónica de RTVE en su 50 aniversario era la de la pasada semana, con Javier Perianes como solista y Juanjo Mena en el podio. Lástima que el público no lo apreciase así, dejando muchos claros incomprensibles en el patio de butacas.

Probablemente fuese el propio Juanjo Mena quien sugiriese abrir el concierto con “Erys” del también vasco Félix Ibarrondo, partitura que fue escrita en París en 1984 dentro de una concepción estilística en boga en aquellos tiempos de búsqueda de nuevas estéticas que hoy parecen no haber acabado de confirmarse como solución a aquel momento de inquietud artística. Obra para amplia orquesta de tejido áspero cuyos agudos sonidos pueden incluso resultar desagradables a los tímpanos y que sin duda exigiría un tiempo de ensayos que pudo perjudicar al resto del programa. Javier Perianes es uno de los pianistas españoles con mayor proyección, en buena parte porque sabe cómo construirse una carrera, algo que no abunda. Sin embargo no es Mozart el compositor que más encaje en su repertorio. Brilló en el precioso y popular tiempo central del “Concierto para piano n.21 en Do mayor, K.467”, pero no acabó de redondear el chispeante tercer tiempo.

Juanjo Mena, en plena carrera internacional, mostró aplomo en el podio y planteó una lectura coherente, de tempos quizá algo ligeros en el primer movimiento, de la monumental sinfonía “Grande” de Schubert. Obra un tanto especial, cuyo clima quedaba fuera del contexto sombrío de la vida del compositor en sus últimos años, precisa una gran orquesta desde los acordes iniciales de las trompas. La de RTVE se defendió, pero no pasó de ahí, con lo que el concierto no llegó a cumplir todas las expectativas creadas.