MENÚ
martes 21 agosto 2018
05:07
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El historiador John H. Elliot gana el Premio Órdenes Españolas

El historiador se alza con el galardón en su primera edición, que está dotado con 60.000 euros y se entregará a finales de mayo en El Escorial

  • El historiador e hispanista británico John H. Elliott, en una imagen de archivo
    El historiador e hispanista británico John H. Elliott, en una imagen de archivo / Efe
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de abril de 2018. 13:49h

Comentada
R. C. .  Madrid. 24/4/2018

ETIQUETAS

El historiador e hispanista británico John H. Elliott ha resultado ganador del Premio Órdenes Españolas en su primera edición. La ceremonia de entrega se realizará a finales de mayo en El Escorial. El galardón, instituido por las Órdenes Españolas de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, está dotado con 60.000 euros y distingue al historiador de cualquier parte del mundo cuyo trabajo de investigación histórica haya alcanzado general reconocimiento y que alguna parte de su obra esté relacionada con lo hispánico y su proyección en el mundo. Su candidatura fue presentada por la Universidad de Oxford. Este premio internacional es el único de estas características que se concede en el mundo y ha nacido con la intención de convertirse en referencia en el ámbito de la historia.

Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 1996, sir John Huxtable Elliott nació en Reading en 1930. Elliott estudió en el Eton College y después en el Trinity College de Cambridge, donde se doctoró en Historia en 1952. Visita España con frecuencia. Su primer contacto con nuestro país data de 1950. Entonces aprendió español y catalán. En el Museo del Prado descubrió la figura del Conde Duque de Olivares. Le impresionó tanto el retrato que le hizo Velázquez que a partir de entonces dedicó décadas de su trabajo al personaje. Como docente ha impartido su magisterio en las universidades de Cambridge, Oxford, Princenton y Nueva York, entre otras. Su reputación le ha valido distinciones académicas como ser Regius Professor Emeritus de la Universidad de Oxford y Honorary Fellow en Oriel College (Oxford) y Trinity College (Cambridge). Es también doctor honoris causa por diversas universidades españolas.

Sus investigaciones han servido para colocar la historia de España en el mundo. Entre sus libros destacan «La rebelión de los catalanes» (1963), «La España imperial» (1963), «El viejo y el nuevo mundo» (1970), «Un palacio para el Rey», con Jonathan Brown (1980), «El Conde Duque de Olivares» (1990), «Lengua e imperio en la España de Felipe IV» (1994), o «Haciendo historia» (2012). Además del Premio Príncipe de Asturias a las Ciencias Sociales en 1996, Elliott ha sido distinguido con el Premio Nebrija de la Universidad de Salamanca, en 1993, y el Premio Balzan, en 1999. Desde 1965 es miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia. En 2016 la Real Academia Española le nombró académico correspondiente.

El Jurado ha estado presidido por el presidente del Real Consejo de las Órdenes, S.A.R. Don Pedro de Borbón Dos Sicilias y de Orleans, duque de Calabria. Como vocales del Jurado han actuado Alfredo Pérez de Armiñán de la Serna, presidente de Patrimonio Nacional y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; Carmen Iglesias Cano, condesa de Gisbert y directora de la Real Academia de la Historia; Hugo O´Donnell Duque de Estrada, duque de Tetuán y censor de la Real Academia de la Historia; Feliciano Barrios Pintado, secretario de la Real Academia de la Historia; Luis Antonio Ribot García, académico de la Real Academia de la Historia; Marcelino Oreja Aguirre, marqués de Oreja, académico y presidente de honor de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas; Juan Miguel Villar Mir, marqués de Villar Mir y colaborador; Juan Manuel González Serna, patrocinador; Carlos de Palacio Oriol, colaborador; Manuel Gullón de Oñate, conde de Tepa y gentilhombre de Su Santidad; e Íñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna y correspondiente de la Real Academia de la Historia. Álvaro Mariátegui Valdés ejerció como secretario e Íñigo Churruca Bonilla, como tesorero.

Los candidatos podían ser propuestos por las Universidades con departamento de Historia, las academias y las instituciones que, bajo distintas denominaciones, cumplen el mismo cometido, el Real Consejo de las Órdenes, los representantes de las instituciones patrocinadoras y, el presidente de Patrimonio Nacional. Más de treinta universidades de todo el mundo han presentado veinticinco candidatos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs