Literatura

Marc Artigau gana el Josep Pla con «La vigilia»

Marc Artigau nació en Barcelona en 1984 y a los 21 años ya publicaba  sus textos
Marc Artigau nació en Barcelona en 1984 y a los 21 años ya publicaba sus textos

El Premi Josep Pla recayó este año en el escritor y dramaturgo Marc Artigau (Barcelona 1984). Este colaborador , que narra cuentos en el programa líder de la mañana en Cataluña, se alzó con el prestigioso premio, dotado con 6.000 euros, con la novela «La vigília», una historia de intriga detrás de un hombre al que se le encargará escribir la misteriosa biografía de una mujer mayor. A partir de aquí se abrirá la caja de pandora que le obligará a mirarse frente el espejo y decidir quién es.

Presentada bajo el pseudónimo de Joan Ramírez i Ramírez con el título «L’habitació de l’estiu», la novela nos presenta a Raimon, un escritor de cuentos, que narra en la radio, y que vive con su hermano, Blai, lastrado por un accidente de tráfico. Un buen día se le ofrecerá la oportunidad de escribir la biografía de una mujer, pero pronto se dará cuenta de que algo extraño hay detrás de esta oferta.

Artigau se licenció en dirección escénica y dramaturgia por el Institut del Teatre de Barcelona, centrándose en las artes escénicas sus primeros años de trayectoria. Su obra «Ushuaïa» ya ganó el Premi Ciutat de Sagunt, galardón que revalidaría un año después con «Les sense ànima» y que le convertiría en una de las voces jóvenes a seguir de la nueva dramaturgia catalana. Paralelamente, empezó a publicar diferentes poemarios como «Vermella», que recibió el Premi Martí Dot o «Desterrats».

En 2015 empezó a colaborar en el programa matinal de Jordi Basté, «El món a Rac-1», líder en Cataluña, en una sección titulada «¿De qué va?», que presentaba junto al librero Guillem Terribas. Junto a Basté escribiría dos novelas negras de notable éxito, «Un home cau» y «Els coloms de la Boqueria», y parece que la colaboración continuará. También ha escrito novela juvenil como «Els perseguidors de paraules» y «La cova dels dies».

Precoz y prolífico

Lo que está claro es que es un escritor todoterreno, incapaz de bajar el ritmo ni un segundo. Es decir, un narrador nato, un auténtico cuentacuentos, como el protagonista de su novela, siempre apoyando sus argumentos en una fuerte imaginación y una gran capacidad de estructurar a la perfección la intriga de la trama. El Premi Pla seguro que lo acercará a un nuevo segmento de lectores, más allá de la novela de género o de la literatura juvenil. Ahora solo queda felicitarle por el galardón y ver cuánto tarda en escribir una novela con la feliz experiencia.