«TALENT2016: dos minutos para convencer con arte»

Comienza una nueva edición de este festival que busca a nuevos creadores de las artes escénicas para promover sus proyectos

Los Teatros del Canal vuelven a convertirse en escenario y escaparate de las 50 nuevas propuestas que resulten seleccionadas en TALENT2006, un evento que llega a su cuarta edición y que presenta un particular formato con tres partes o momentos bien diferenciados: un concurso previo, un laboratorio de creación para desarrollar los proyectos y un festival del que saldrá un ganador. TALENT tiene como objetivo descubrir e impulsar a los nuevos talentos de las artes escénicas y, al mismo tiempo, dar a conocer algunas propuestas alternativas que brillen por su calidad y originalidad.

Mónica Hamill, directora artística del festival, cree que esta es una oportunidad casi única, para el creador menos conocido, de acceder a un gran teatro: “Casi todos trabajamos en salas off de dimensiones pequeñas, que están muy bien; pero es verdad que también nos gusta a todos trabajar en un escenario grande y con posibilidades de producción.

Y eso es muy difícil de conseguir”. En primera instancia, son los propios creadores interesados en participar quienes tienen que subir a la plataforma de internet creada a tal efecto sus ideas escénicas, en un vídeo que no exceda los dos minutos de duración. Este vídeo puede tener un carácter artístico es sí mismo, y contener, por ejemplo, una breve escena del espectáculo que se pretende desarrollar, o simplemente puede incluir la explicación del propio creador acerca del montaje que tiene en mente y le gustaría llevar a cabo. Después de esta fase, una vez elegidas las mejores propuestas a juicio de un jurado especializado, y también de los internautas que hayan querido expresar su opinión en forma de voto, tendrá lugar el festival propiamente dicho, en el cual se exhibirán esos trabajos en versiones de entre 8 y 12 minutos de duración. A pesar de que esta exigencia obliga a los artistas a concentrar la esencia de su espectáculo en apenas una o dos escenas, Hamill considera que ello no es obstáculo para que el público pueda disfrutar de las distintas

propuestas: “Lo normal es que los creadores muestren el mejor fragmento de su obra. Y la experiencia es que el público lo aprecia y se lo pasa muy bien. Para el espectador es en realidad muy divertido, porque en una sola noche puede ver 5 ó 6 obras de diferentes grupos y estilos que no

podría ver en ningún sitio”.

Pero antes de exhibir sus trabajos ante el público, lo cual ocurrirá entre el día 2 y el 12 de junio en la Sala Verde de los Teatros del

Canal, los 50 nuevos talentos seleccionados contarán en el proceso de ensayos –en lo que los organizadores han denominado laboratorio de creación- con el asesoramiento individualizado de un equipo de especialistas o mentores. “Cada creador es muy diferente –asegura la directora del festival-. Algunos establecen una conexión especial con su mentor y terminan elaborando algo que va más allá de lo que habían pensado inicialmente; otros, sin embargo, llegan con una idea muy clara de lo que quieren hacer, y lo respetamos igual. No se trata, en ningún caso de cambiar la obra; lo que intentamos es ayudar a pulirla”.

El evento, que tiene carácter bienal, consta en realidad de dos fases que se desarrollarán sendos años consecutivos: en 2016 tendrá lugar el concurso y la exhibición de los proyectos seleccionados en formato reducido al que hemos aludido; y en 2017 podrán verse, ya en versión íntegra, los trabajos de los finalistas en las distintas modalidades –a saber: teatro, danza, espectáculo musical y circo/cabaret- y el del ganador absoluto de todas ellas. “Además, junto a estas propuestas –concluye Hamill-, seleccionaremos cuatro o cinco trabajos más para que sus respectivos creadores también tengan la oportunidad de ver convertida su idea en un verdadero espectáculo, y subido a un escenario como es el del Canal”.