Thomas Dressen gana el primer descenso de la temporada en Lake Louise

Copa del Mundo de Esquí Alpino. El alemán regresa por todo lo alto tras su lesión de rodilla.

Después de exactamente un año de su última carrera en la Copa del Mundo, Thomas Dressen (GER) consigue su tercera victoria en la Copa del Mundo en Lake Louise, por delante de Dominik Paris (ITA) y el grupo suizo compuesto por Carlo Janka y Beat Feuz, ambos en tercer lugar.

Es un día increíble para el esquiador alemán, que sufrió una lesión de rodilla al final de la temporada el 30 de noviembre de 2018 en Beaver Creek y regresa a las competiciones celebradas hoy en Lake Louise, subiendo al podio con una carrera muy sólida y suave.

Thomas Dressen se mostró muy entusiasmado: "No tengo palabras, no sé qué decir. Terminar entre los 10 primeros ya habría sido un gran resultado, pero ganar el día de mi regreso es simplemente increíble".

"Han sido los pequeños pasos, ¿sabes?", dijo de su recuperación. "La primera vez realmente fue caminar sin muletas, luego poder subir y bajar las escaleras sin dolor, lo que a veces sigue siendo un pequeño problema, después, la primera vez en volver a esquiar. He estado luchando un poco y, para ser honesto, para estar realmente seguro de que podría volver a competir en la Copa del Mundo y quizás tener éxito ha sido sólo en las últimas semanas".

El subcampeón Dominik Paris también aprovechó las excelentes condiciones de la pista y los cielos despejados, concluyendo en segundo lugar a tan sólo 0.02 detrás de Dressen.

Para el suizo Janka, el más rápido en ambos entrenamientos, es el primer podio después de más de dos años. Janka (+0.26) comparte el tercer puesto en el podio con su compañero de equipo Beat Feuz, el ganador del Downhill Globe de la temporada pasada.

Beat Feuz estuvo en el podio en 12 de las últimas 14 carreras de Downhill.