Llamar “búfalo gordo” a Akinfenwa, el delantero de 100 kilos, no es racismo en Inglaterra

El futbolista se mostró “desolado” por la decisión de la Federación inglesa de no considerarlo un insulto racista

Adebayo Akinfenwa, el veterano delantero inglés de origen nigeriano del Wycombre Wanderers, aseguró que se sentía “enfadado, desolado y deshumanizado” después de que la Federación inglesa (FA) resolviera no considerar como un insulto racista la expresión “búfalo de agua gordo”.

Akinfenwa, de 38 años y 100 kilos de peso, fue llamado así por un miembro del Fleetwood Town durante el playoff de semifinal de la League One de la pasada temporada. El Wycombe ganó esa eliminatoria y terminó logrando el ascenso a la Championship, la segunda división del fútbol inglés.

El Wycombe y la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA) criticaron la decisión de la FA de no sancionar al empleado del Fleetwood, pese a que la investigación demostró que profirió ese insulto contra Akinfenwa.

“El club no está de acuerdo con la conclusión de la FA. La investigación confirma que se utilizó el insulto. No hay lugar en el deporte para tales comentarios. El club cree que la FA tuvo la oportunidad de tomar las medidas adecuadas para garantizar que la conducta fuera castigada de manera adecuada y para asegurarse de que todos sepan que este tipo de comentarios no serán tolerados en el futuro. La forma de actuar de la FA es decepcionante”, expuso el Wycombe en un comunicado.

En la misma línea se posicionó la PFA, quien se mostró “decepcionada” por la decisión tomada por la FA: “Está muy claro que un jugador blanco con una estatura similar a Akinfenwa nunca sería descrito de la misma forma”.

La investigación encargada por la FA a un experto independiente en relaciones raciales demostró que el insulto “búfalo de agua gordo” fue proferido contra Akinfenwa, pero concluyó que las palabras no eran racistas. Apoyada en ese informe, la FA alegó que no se reunieron pruebas suficientes para acusar al empleado del Fleetwood de infringir la regla E3 (2) de la FA, que hace referencia al origen étnico, raza o nacionalidad, pese a que no tiene dudas de que esas “palabras fueron utilizadas por el empleado del Fleetwood”.

El Fleetwood, por su parte, acogió “con satisfacción la conclusión del experto independiente de que la acción del empleado no fue racista”.