Las increíbles casas de Cristiano Ronaldo

Desde su infancia humilde en Madeira a su espectacular villa en Turín, pasando por Madrid, Marbella, Nueva York o Manchester

A lo largo de los años, Cristiano Ronaldo ha acumulado una riqueza estimada de casi 900 millones de euros, lo que le ha permitido invertir su dinero en casas de lujo. La vida del crack portugués comenzó en un humilde apartamento de Madeira, donde se crio y soñó con ser una estrella del fútbol. Ahora, posee casas en Portugal, Italia, España, Estados Unidos e Inglaterra.

Ronaldo nació en Funchal y creció en un hogar modesto. Compartió una pequeña habitación con sus hermanos y hermanas, viviendo una vida muy alejada del lujo que ahora le rodea. En 2019, según ha confesado en varias entrevistas, CR7 visitó su antigua casa para mostrarle a su hijo Cristiano Jr de dónde venía.

Su carrera lo llevó del Sporting de Lisboa al Manchester United, al Real Madrid y ahora a la Juventus. Con salarios de superestrella, mejoró su estilo de vida y compró estas asombrosas casas.

Madeira

Su mansión de siete pisos en Funchal finalmente se terminó el verano pasado, cuatro años después de que el ex número 7 del Manchester United comprara un almacén y lo convirtiera en esta residencia de lujo. Se cree que Ronaldo gastó más de 7 millones de euros en construir la casa de sus sueños. Las vivienda tiene unas increíbles vista al mar y todo tipo de lujos que incluyen dos piscinas olímpicas, jacuzzi y un campo de fútbol.

Turín

Desde que se trasladase a Italia en julio de 2008, el astro portugués decidió adquirir una casa en una zona que le ofreciese la privacidad suficiente para poder vivir con relativa normalidad, por eso se decantó por el Corso Alberto Picco, situado a pocos minutos a pie del centro y con unas vistas privilegiadas.

La propiedad tiene una superficie de 805 metros cuadrados sobre un terreno de más de 4.747m2. Piscina cubierta, solárium o gimnasio privado son, por supuesto, algunos de los equipamientos de los que posee su casa.

Madrid

Poco después de llegar a Madrid tras ser fichado por el club merengue, el luso adquiría el que ha sido su hogar en España. Se trata de una mansión valorado en 4,9 millones de euros situada en La Finca, una de las zonas más exclusivas de la capital.

El edificio está situado en una parcela de unos 4.500 metros cuadrados en la que hay una gran piscina y un jardín con vegetación autóctona. La casa tiene una superficie de unos 900 metros cuadrados, y cuenta con un garaje de 6 plazas donde el delantero del Real Madrid aparca sus impresionantes deportivos.

Está distribuida en una sola planta con numerosas estancias: dos dormitorios, cuatro habitaciones para invitados con baños completos, un gimnasio y una piscina.

Manchester

De 2003 a 2009, Ronaldo jugó con el Manchester United. Y como la mayoría de sus compañeros de equipo, vivía en la exclusiva zona de Alderley Edge.

La mansión de valorada en más de tres millones euros tiene cinco habitaciones grandes, vestidores para él y para ella con baño, un enorme jardín y terrazas encantadoras. La propiedad también cuenta con una piscina cubierta, baño de vapor, jacuzzi, gimnasio y sala de cine. Cuando Ronaldo dejó la Premier League, mantuvo la propiedad durante nueve años pero finalmente la puso en venta. también la tuvo alquilada al lateral del Manchester, Luke Shaw, por un precio de 9.000 euros al mes.

Marbella

Comprada en agosto por el “modesto” precio de 1,5 millones de euros, la residencia está situada en ‘The Heights’, una urbanización situada junto al Club de Golf La Resina que suma 11 villas.

El lugar tiene una ubicación inmejorable y cuenta con un vecino conocido mundialmente… Conor McGregor, leyenda de las artes marciales, también tiene una casa ahí.

Nueva York

En 2015, el astro portugués sorprendió a todos al adquirir un apartamento en la Torre Trump de Manhattan por 18 millones de dólares (16 millones de euros).

La propiedad está situada en la Quinta Avenida, concretamente el número 721, y el edificio, uno de los más representativos de la ciudad, se construyó en 1983.

Tiene 200 metros y cuenta con tres habitaciones y tres baños. Además la vivienda tiene unas excelentes vistas a Central Park y también se pueden ver otros iconos de la ciudad como el Empire State Building, el edificio Chrysler y Torre de la Libertad.