Rebelión total en Barcelona con sufrimiento, sorpresas y remontadas

La jornada de estos 1/16 de final, al menos la primera parte de ella, ha dejado de relevancia varios aspectos: el primero que, una vez más, el sistema de puntuación no se sostiene, y que la lucha por no caer a previas es frenética entre las parejas del cuadro final, lo que conlleva un sinfín de cambios durante la temporada para evitarlas; el segundo, que los que vienen de previas lo hacen con total merecimiento y que hacía falta esa savia nueva. Y tres, que hay varios nombres que venimos repitiendo y que conviene no olvidar en ningún momento.

Véase el caso, por ejemplo, de Iván Ramírez y Arturo Coello. Pádel excelso el suyo en cuanto a efectividad, sumando siempre de manera positiva, callados y sin alzar la voz, pero pidiendo a la vez a gritos entrar en el cuadro final. Suyo es ya, sin lugar a dudas, el título de pareja revelación del año. En previas comenzaban el año pero cual cohetes, fueron subiendo y subiendo, llamando a las puertas de los 1/16 y de los octavos de final, queriendo meterse con muchos méritos (más que muchas parejas) entre los elegidos del citado cuadro final.

Esta vez lo han conseguido y han respondido a las expectativas como mejor saben: divirtiéndose en la pista y venciendo, dejando fuera de combate esta vez a José Rico y Ernesto Moreno, dos que no terminan de arrancar por mucho que se lo proponen y lo intentan. Y lo han hecho en un partido muy completo, sufrido y largo, disputado a tres sets (2-6, 6-4 y 6-7), demostrando que han llegado para quedarse, pero también para encabezar la rebelión de la última generación de talentos.

Otros que están en la misma situación son Sergio Alba y Francisco M. Gil, quienes en la competición federada madrileña ganan ya por inercia prácticamente y que en el circuito profesional han dado también con la tecla. Merecían estar en el cuadro final y el regalo obtenido en Barcelona lo han aprovechado dejando fuera, además, a dos cabezas de serie como Uri Botello y Javi Ruiz (4-6 y 4-6), quienes no atraviesan por su mejor momento como pareja tras dos eliminaciones demasiado rápidas (cayeron también en 1/16 en Menorca ante Campagnolo y Juan Martín Díaz). Siguen adelante Sergio y Francisco, a los que ahora toca medirse, precisamente, con Iván y Arturo.

Podrían haber estado con ellos, aunque finalmente claudicaron, Mario del Castillo y Javier Pérez, quienes fueron capaces de salir con el marcador por delante ante Paquito Navarro y Pablo Lima y obligaron al sevillano y al brasileño a tirar de galones y de potencia para superarles (6-3, 3-6 y 3-6). Igualmente demostraron que pueden estar ahí y que son otra de las alternativas que manejan las previas para colar a una dupla que dé más de un susto.

Como susto el que dieron Gonzalo Rubio y Christian Fuster a los flamantes ganadores de Menorca, Sanyo Gutiérrez y Franco Stupaczuk. Les arrebataron el primer set y provocaron que las alarmas se encendiesen tras no lograr conectar su juego como en otras ocasiones, cortocircuitados por la ofensiva aérea de Fuster y Rubio. Sin embargo, tras volver del banquillo, barrieron en el duelo, sacando ahora sí su mejor versión y por la vía rápida endosando dos parciales prácticamente perfectos a sus adversarios (4-6, 6-2 y 6-0).

Mucha igualdad y también tres sets en la victoria de Álvaro Cepero y Antonio ‘Pincho’ Fernández frente a Juani Mieres y Javi Garrido (2-6, 6-4 y 4-6). Para nada está siendo la temporada de Mieres y Garrido, dos que volvían juntos tras jugar Mieres con Piñeiro en Menorca. El reencuentro, a pesar de pelearlo hasta el final, no ha sido positivo, y vuelven a caer en primera ronda en favor de una dupla que desde que se ha juntado ha encontrado la manera de incomodar a los demás y de sumar para sus intereses. La unión Cepero-Fernández deja cada vez mejor imagen y el llegar sin presión a los torneos puede jugar a su favor.

La jornada dos dejó dos victorias fáciles, la de Juan Martín Díaz y Lucas Campagnolo ante Víctor Ruiz y José Antonio Gª Diestro (6-2 y 6-3) y la de Fede Chingotto y Juan Tello ante Javier Martínez y Adrián Blanco (3-6 y 1-6), además de un choque muy intenso y este sí parejo a más no poder entre Álex Ruiz y Pablo Lijó frente a Juan Cruz Belluati y Agustín Gutiérrez. En este particular España vs. Argentina ganaron los primeros por 7-5 y 7-6 pero desde luego lo merecieron los cuatro.

Para hoy miércoles tendremos la segunda parte de los duelos de 1/16 con el resto de contendientes, todo a partir de las 11 de la mañana.