Vuelta a España. Otro golpe de Primoz Roglic

El esloveno gana la contrarreloj de Ézaro, su cuarta victoria en la carrera, y recupera el maillot rojo. Enric Mas se hunde

Primoz Roglic, en la subida a ÉzaroPhotoGomezSport

El ritmo cíclico de la Vuelta ha devuelto a Primoz Roglic el liderato de la carrera. El esloveno se guardó lo mejor para el final en la contrarreloj de Ézaro, rebajó en un segundo el tiempo de William Barta y recuperó el maillot rojo. Una exhibición más de Roglic, que consigue su cuarta victoria de etapa.

El ganador de la Vuelta del año pasado era el más fuerte de los favoritos en la contrarreloj. En contra tenía ese durísimo kilómetro y medio final de subida al Mirador de Ézaro y el recuerdo del Tour. Allí Pogacar le arrebató la victoria en una cronoescalada. Pero la etapa era diferente y las circunstancias también. Roglic no ha perdido las piernas después de esa dolorosa manera de caer derrotado, pero tampoco la cabeza.

No estaba Pogacar, pero en la Vuelta ha aparecido Hugh Carthy. El británico no aceleró su desarrollo en el paso a profesionales, ha progresado de manera lenta pero segura y ahora está decidido a pelear por todo en la Vuelta. Marcó mejor tiempo que Roglic en el primer parcial de la etapa y llegaron prácticamente igualados al momento decisivo del cambio de bicicleta para afrontar la subida.

Al final cedió 25 segundos con Roglic. Sólo el ganador y dos especialistas como Barta y Nelson Oliveira fueron mejores que él, cuarto en la etapa. Carthy empezó la contrarreloj dándolo todo, Roglic se guardó algunas energías para esas rampas que hacían retorcerse a algunos corredores.

«Hace una semana me hubiera sorprendido. Hoy, menos», confesaba después de la etapa su director en el Education First Juanma Gárate. «Estaba supercentrado, muy seguro de sí mismo, de una manera positiva como nunca le he visto. Y el Angliru le ha dado la confianza que necesitaba. Lo ha hecho todo muy bien durante todo el día», añadía Gárate.

La Vuelta es ahora cosa de tres: Roglic, Carthy y Carapaz, que se resistió a perder el maillot rojo, aunque no le quedó más remedio que entregarlo. Perdió 49 segundos con Roglic y está a 39 en la general. Carthy, a 47. Quedan días y terreno para la pelea entre los tres.

El cambio de Carthy está en la cabeza, como reconoce Gárate. «Es mucho cuestión mental. Sabe que tiene rivales muy importantes a su alrededor, ganadores de grandes vueltas, pero ahora está muy seguro de sí mismo y eso era lo que le faltaba estos años atrás, autoestima», dice.

La cabeza fue lo que le falló a Enric Mas, que esperaba salir mejor colocado de la contrarreloj. «Ha sido un desastre», reconocía el ciclista de Movistar. Acabó la contrarreloj a 1:43, peor que su compañero Marc Soler, y ahora está a casi tres minutos y medio en la general. Su lugar en la pelea es ahora para Hugh Carthy.