La razón por la que Maradona habría sido un excepcional piloto de guerra

Fernando Signorini, preparador físico y amigo del ’10′ revela una sorprendente anécdota del astro argentino.

Fernando Signorini, junto a Maradona
Fernando Signorini, junto a MaradonaArchivoLa Razon

Fue su preparador físico, amigo y confidente durante once años. Fernando Signorini es una de las personas que mejor conoce a Diego Armando Maradona y asegura que no llora “para no darle gusto a la muerte”. Asegura que cumula más de 600 mensajes de WhatsApp sin leer y que peticiones de entrevistas de medio mundo desde el día de su muerte. Ahora ha roto su silencio para la revista argentina Tiempo, donde ha revelado que Maradona es el que más le gusta y algunas sorprendentes anécdotas del astro argentino.

Entre las anécdotas, Signorini ha contado la del test de Cooper en México 86′ y la razón por la que Maradona sería un gran piloto de Guerra. “Le expliqué - relata el preparador respecto a la primera- que teníamos que hacer una prueba de esfuerzo en la que debía correr al máximo de sus posibilidades durante doce minutos. Un test de Cooper. Terminó con las manos en jarra, fastidioso. “Esto no sirve para nada”, me decía. Era nuestro primer día. “¿Cuántos metros tenía que hacer?”, me preguntó. “3600, hiciste 2550”, le dije. “¿Y vos cuanto hacés?”, insistió. “Mínimo 3200”, le respondí. Y ahí me tapó la boca: “Bueno, entonces el domingo jugá vos”.

Un gran piloto de Guerra

La otra anécdota sorprendente ocurrió en Italia. Signorini cuenta cómo era el cuerpo de Maradona en su máximo esplendor: “Cuando fuimos a Roma para ver al doctor Antonio Dal Monte, un especialista del Comité Olímpico Nacional Italiano, el tipo me dijo: “Tu amigo hubiera sido un excepcional piloto de guerra”. Porque tenía una inusual vista periférica. Por eso preguntaban si tenía ojos en la nuca. Eso te viene o no tiene. El mismo Dal Monte decía que la capacidad de reacción al estímulo que tenía Diego era más veloz que la de los mejores atletas del mundo”.

Su amigo y preparador también repasa la trayectoria deportiva del astro argentino y asegura que se queda con el Maradona anterior a la lesión en Barcelona. “Diego estaba increíble, era un flipper. Después, a excepción de México 86, el primer año en el Nápoli, en 1984, también fue majestuoso”.

Signorini tampoco pasó por alto su faceta política y dijo contundente: “No sé si al Che Guevara le hubiera gustado ser Maradona, pero a Maradona le habría encantado ser el Che Guevara”.

Sobre su muerte, Signorini también es lo de los que cree que se podría haber evitado. “Habría sido necesario -afirma- tener a su lado a otro tipo de personas. El virus lo tenía, pero no se lo alimentes. Creo que se pudo haber evitado”. No obstante, afirma que no quiere juzgar a nadie “Cada quien sabe lo que hizo”, sentencia.