Almunia amenaza al fútbol español

La Comisión Europea (CE) anunció hoy la apertura formal de una investigación sobre las supuestas ayudas públicas ilegales concedidasal Real Madrid, Barcelona, Athletic, Osasuna, Valencia, el Hércules y el Elche.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, no descarta ampliar su investigación sobre posibles ayudas públicas al fútbol español a las deudas que tienen numerosos clubes con Hacienda. La Comisión Europea estima que el expediente abierto a España por presuntas ayudas fiscales a siete clubes podría no ser el único argumento sobre el que tenía que responder el fútbol español. Almunia y su equipo creen que los investigados podrían tener una ventaja indebida nacida de sus deudas con Hacienda, aunque precisó que, de momento, «no hay ninguna decisión tomada al respecto».

«Hemos mirado y hemos pedido información sobre las cuestiones relativas a las deudas con Hacienda de los clubes de fútbol españoles, pero no hay ninguna decisión tomada. Eso no excluye que en el futuro no pudiese haber alguna», explicó el comisario de Competencia en una conferencia de prensa en la que presentó su expediente contra siete equipos españoles. «Y lo mismo sucede con el caso del nuevo Estadio de San Mamés, del cual los aficionados al Athletic de Bilbao estamos muy orgullosos, pero si hubiese alguna vez que mirar algún caso relativo a ayudas de Estado lo miraríamos, a pesar de mi afición al fútbol y mi apoyo al Athletic Club », confesó Almunia.

El vicepresidente aseguró que «la información que le llegó al ministro» de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, según la cual la financiación del estadio bilbaíno también estaba incluida en el expediente «no era correcta». «Por favor, si reciben filtraciones, asegúrense de que las fuentes son buenas», ironizó.

Almunia lamentó tanto las críticas de García-Margallo como las de la Defensora del Pueblo de la UE, Emily O'Reilly, que le acusó de tener un conflicto de intereses por retrasar cuatro años la apertura del expediente contra el fútbol español. «Estoy un poco sorprendido, porque un día el ministro español de Exteriores dice que Almunia está atacando al fútbol español. Y horas más tarde, la Defensora del Pueblo dice que Almunia está arrastrando los pies en lo que se refiere al fútbol español», explicó. En este sentido indicó que no le parecen «serios ese tipo de comentarios». «Se puede discrepar de lo que hace la Comisión o de lo que hace un comisario, pero no hacer juicios de intención totalmente infundados. Creo que la Comisión demuestra, y yo en particular he demostrado en no sé cuantas ocasiones, que no estoy sujeto a conflictos de intereses cuando se trata de decidir de las reglas de competencia o de las reglas de ayudas de Estado», sostuvo Almunia, que ha atribuido cualquier retraso a la falta de recursos en el departamento de Competencia.

El vicepresidente no quiso prejuzgar si la investigación obligará a Real Madrid, Barça, Osasuna y Athletic a convertirse en sociedades anónimas, y tampoco adelantó si impondrá un plan de reestructuración a los clubes en crisis. No concretó cuál sería el volumen de la ayuda pública ilegal, que los denunciantes cifran en «miles de millones de euros». «No lo sé, tendrá que avanzar la investigación. Lo que no sé es cómo otros saben lo que yo no sé», contestó.

Por lo que se refiere a la financiación de San Mamés, aseguró que «no hay caso», aunque no quiso desvelar si ha recibido alguna denuncia. Y para que no le tilden de seguidor del Athletic explicó que no se «ha excluido abrir un expediente en el futuro». La Comisión no se casa con nadie.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, atlético confeso, defendió a Almunia y aseguró que su condición de hincha del Athletic Club no le priva de su independencia a la hora de las decisiones que toma la Comisión.