MENÚ
sábado 23 marzo 2019
03:12
Actualizado

A rueda: Doncic y el príncipe de Bel-Air

  • A rueda: Doncic y el príncipe de Bel-Air

Tiempo de lectura 2 min.

14 de enero de 2019. 04:50h

Comentada
Javier Trinidad.  14/1/2019

ETIQUETAS

La mítica serie de los años noventa que encabeza este artículo nos ofreció uno de los momentos más recordados de la televisión. Will Smith y su primo, el inclasificable Carlton, también conocido como «Cara Cartón», formaban parte de un equipo de baloncesto universitario. Will, cómo no, era el líder, el mejor. Y el entrenador del equipo no lo disimulaba. Todas las jugadas tenían que acabar igual: balones a Will. Y punto. El que no obedecía, diez flexiones. A Carlton, evidentemente, le tocó hacer veinte en aquel capítulo llamado «Lecciones de baloncesto». ¿Y a qué viene toda esta retahíla nostálgica? Pues a que en los Dallas Mavericks ocurre algo parecido. Todos los balones tienen que acabar en las manos de Luka Doncic. Y lo mejor de todo es que no estamos hablando de una leyenda como Nowitzki, que lleva veinte años siendo el mito del equipo. Esto va de un esloveno apellidado Doncic que sólo lleva tres meses en la NBA. Ni media temporada con los mejores y ya está cerca de disputar su primer All Star, casi nada.

Mejor que Curry

Luka, un chico blanco que no es especialmente fuerte ni rápido, tiene más votos populares para disputar el All Star que tipos como James Harden, el mejor de la Liga ahora mismo, o el mismísimo Stephen Curry, el jugador que ha copado las webs y las redes sociales con sus jugadas inverosímiles en los últimos años. El esloveno es ahora mismo el jugador más mediático de la mejor Liga del mundo. Un impacto brutal que está sorprendiendo a propios y extraños. Muchos auguraron su fracaso. Decían que no estaba preparado, que su baloncesto no servía para la NBA. Y ahí está, a punto de formar parte del Fin de Semana de las Estrellas. El Príncipe Doncic ya está aquí. Y todo apunta a que el reinado está más cerca que lejos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs