¿Dónde está la cantera?

Los azulgrana se fueron cabizbajos de un Camp Nou que les silbó
Los azulgrana se fueron cabizbajos de un Camp Nou que les silbó

Luis Enrique sólo alineó de inicio ante el Celta a cuatro canteranos, dos de ellos catalanes. En plena crisis, el técnico asturiano se hunde con la vieja guardia

El 26 de noviembre de 2012, Montoya sustituyó a Alves en el Ciudad de Valencia. En ese momento, el once del Barça, compuesto por Tito Vilanova, estaba confeccionado por once futbolistas formados en La Masía, ocho de ellos catalanes: Valdés; Montoya, Puyol, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Cesc, Messi y Pedro. Con Guardiola, 22 canteranos debutaron con el primer equipo. Alguno como Busquets, asentándose y siendo clave en los éxitos de la mejor etapa del Barça en su historia. Pero, dos años después, las cosas han cambiado.

Éxodo

La directiva de Rosell, primero, y Bartomeu, después, se ha desprendido de ocho canteranos: Oriol Romeu, Jeffren, Thiago, Fontás, Cesc, Bojan, Jonathan Dos Santos y Rodri. Además, la perla de La Masía, Deulofeu, se ha ido cedido al Sevilla para disfrutar de minutos en Primera, al igual que Denis Suárez, incluido en la compra de Rakitic. Quedan atrás los tiempos en los que se intentaba minimizar cualquier éxito del Madrid apelando a aquello de cantera contra cartera, y más aún tras los más de 200 millones de euros pagados por los grandes fichajes de las dos últimas temporadas: Neymar y Luis Suárez.

Nolito, el que faltaba

Luis Enrique comenzó fuerte la temporada apostando por dos jóvenes formados en La Masía como Munir y Sandro, pero ante el Celta sólo había cuatro de inicio: Alba, Busquets, Rafinha y Messi. De ellos, sólo dos catalanes y sólo dos jugadores ascendidos al primer equipo directamente desde el filial. Y nueve extranjeros (aunque Rafinha tiene también nacionalidad española). Para colmo, fue un futbolista vendido por el Barça cuando militaba en el B, Nolito, el mejor del Celta. Trajo en jaque a la defensa azulgrana y asistió con un espléndido taconazo a Larrivey en el gol que tumbó al Barça.

Lío con Zubi

En el Clásico, en el Bernabéu, sólo jugó un canterano más de titular (Messi, Iniesta, Xavi, Busquets y Piqué). Como ante el Celta, ni Munir ni Sandro disfrutaron de minutos. Luis Enrique ha apostado por la vieja guardia cuando las cosas se han puesto difíciles... y no le ha ido bien. No termina de ejecutar la revolución que se le ha encomendado. Y ya siente la presión del vestuario y del propio Zubizarreta, que le reprochó la alineación del Bernabéu, a lo que el técnico le contestó, según contó François Gallardo en «El Chiringuito» de Neox, que no le hubiera traído los fichajes que pidió.

Los de siempre... fallan

Por si fuera poco, Xavi, que volvió al banquillo el sábado, no salió del club este verano, tras tocar todos los palos posibles, porque no le convencían las ofertas. Y la situación de Piqué va de mal en peor: vio desde la grada la derrota de sus compañeros por su actitud, destapada por las cámaras de «Jugones» en LaSexta, durante la Supercopa de Cataluña, atendiendo más a lo que parecía un móvil que al partido y bromeando en la tanda de penaltis decisiva. Si Luis Enrique no apuesta por los jóvenes y las vacas sagradas no responden, tiene un rompecabezas casi imposible de resolver.