Deportes

“Fernando Alonso nos hizo sentir como idiotas”

El director general de carreras de Aprilia, que coincidió con el piloto español en Ferrari, destaca la capacidad del asturiano para leer las carreras

Fernando Alonso, en su época como piloto de Ferrari.
Fernando Alonso, en su época como piloto de Ferrari.

Massimo Rivola ha dedicado toda su vida al motor, a las carreras y a la competición, primero en Fórmula 1 y ahora en MotoGP, como director general del equipo de carreras de Aprilia. Fue director de marketing y jefe de equipo en Minardi, luego estuvo en Toro Rosso y de ahí pasó a ser director deportivo de Ferrari y responsable de la Academia. Durante su estancia en Maranello coincidió con Fernando Alonso, un piloto que le dejó una profunda huella.

Nadie leía las carreras como él. Muchas veces en el muro de carrera nos hizo sentir como idiotas, porque podía ver más allá que nosotros. Estábamos delante de los ordenadores, él hacía otro trabajo, pero entendía las cosas antes que los demás. Hay pilotos que te enseñan mucho”, declaró Rivola sobre Fernando Alonso a la revista Il Foglio.

Rivola también tuvo palabras de elogio para Carlos Sainz, el otro piloto español que acompaña a Fernando Alonso en la parrilla de Fórmula 1. “Sainz no me sorprendió en absoluto. Ya lo había propuesto para la Academia hace muchos años. Es uno de esos tipos que siempre ha sido fuerte. Es inteligente y rápido”, dijo Rivola del piloto de Ferrari.

El actual CEO de Aprilia ha seguido muy de cerca la formación de Charles Leclerc, el piloto de Ferrari en el que tiene una gran confianza: “Fue muy divertido trabajar con él. Enseguida quedó claro que iba a ser un campeón. Me recordó mucho a Alonso en algunos aspectos: quería ganar cualquier reto y no aceptaba la derrota. Trabajamos mucho en eso, en controlar la ansiedad, la ira, en pensar en los errores. En el paso por 15 curvas te puedes equivocar en una, pero no puedes pensar en ese error en las otras 14. Hizo un gran trabajo y mejoró mucho. Y luego creo que las tragedias que ha sufrido, desde Jules Bianchi hasta su padre, le han hecho aún más fuerte. Todavía tiene mucho potencial de crecimiento. Le dije lo que le faltaba... todavía tiene que mejorar en su lectura de la carrera”,

Rivola expresó su opinión sobre la diferente capacidad de influencia de un piloto de Fórmula 1 respecto a otro de MotoGP: “Un piloto también puede marcar la diferencia en un coche si está en las condiciones adecuadas. Pero marcar la diferencia en un coche significa, exagero, ganar tres décimas. En la moto la diferencia puede ser de un segundo. Podemos diseñar la mejor moto del mundo, pero si no da confianza al piloto que tiene que empujarla a 360 km/h, al final los resultados no llegan. Tenemos que equilibrar los números con la sensibilidad del piloto. En los coches, los ingenieros consideran que el piloto es casi una constante, pero en las motos es una gran variable, también porque cuando te mueves, un hombre de 70/80 kg en una máquina de 157 kg afecta a la dinámica, mientras que en un coche, donde apenas puede mover la cabeza, afecta cero”.