Champions League

Cuenta con la cantera

Morata, al fondo, se ejercita en la Ciudad Real Madrid junto a Cristiano Ronaldo bajo la atenta mirada de Ancelotti
Morata, al fondo, se ejercita en la Ciudad Real Madrid junto a Cristiano Ronaldo bajo la atenta mirada de Ancelotti

Desde que a Valdano y Cappa se les ocurrió que un muchacho delgadito llamado Raúl podía ser uno de los mejores goleadores de la historia del club, y que a Casillas lo sacaron del instituto para completar la convocatoria de un partido de Liga de Campeones, ningún canterano blanco –más allá de Guti– ha sido protagonista en el primer equipo. Al menos directamente, porque Arbeloa, De la Red y Granero necesitaron irse para volver y tener un hueco en las alineaciones.

Mourinho puede presumir de ser el técnico que más chicos hizo debutar con los mayores, pero nunca pensó en ninguno para otra cosa que no fuera disputar minutos sin importancia. Ahora, a pesar de que la pretemporada es un periodo complicado para las conclusiones definitivas, los «niños» de la cantera parece que vuelven a ser importantes. Ancelotti dijo desde el primer día que miraría hacia abajo y que la sangre joven es básica en un grupo por la ambición que aporta.

Para jugar en el Madrid, además de ganas, hace falta calidad y tienen bastante los seis que ahora opositan a ser habituales en las listas del primer equipo. «Una mezcla de los mejores jugadores de fuera y los de la cantera», decía Florentino tanto en la presentación de su candidatura como en su toma de posesión. Una revisión de los famosos «Zidanes y Pavones» que puede convertirse en realidad. Con Higuaín en Nápoles, el club piensa en Bale, pero no en otro delantero. Ancelotti cree que con Benzema, Morata y Jesé puede ser suficiente. El canario es el más joven de los nuevos, aunque también parece el mejor futbolista que ha salido de Valdebebas en años. El nuevo técnico está dispuesto a darle una oportunidad, igual que a Morata, que no quiere marcharse a ningún sitio: «Estoy para jugar, ya no tengo diecisiete o dieciocho años. Me siento preparado para asumir los minutos que el entrenador quiera y no vengo a quitarle el puesto a nadie, sino a mejorar y aprender». El campeón de Europa sub'21 habló así en la presentación de la segunda camiseta –azul–, que el Madrid estrenará mañana. Compartió evento con Özil y Benzema, en otra prueba de que el club quiere que los chicos sean importantes a todos los niveles.

Un detalle más de la apuesta por los de casa es la ampliación del contrato de Cheryshev, extremo del Castilla que ayer renovó por cuatro temporadas y que Ancelotti ha probado como lateral izquierdo. Casemiro y Carvajal completan el grupo de aspirantes y son los dos con más opciones de consolidarse como alternativa al «once de gala». El brasileño fue señalado como estrella muy pronto en el São Paulo, ganó el Mundial juvenil de 2011 junto a Neymar y llegó a debutar con la absoluta. Después su progresión se cortó y ahora, todavía con sólo 21 años, está dispuesto a confirmar en el Madrid lo que se esperaba de él. Completó un buen partido en Lyon y tiene condiciones para dar descanso a Khedira.

Carvajal ha aprovechado el «máster» en la Bundesliga y su intensidad ha sorprendido a Ancelotti. Muchos le ven quitándole el puesto a Arbeloa, algo que hace mucho no le pasaba a un canterano madridista.