Fútbol

Las 5 claves del Real Madrid para ser el favorito en LaLiga por delante de Barcelona y Atlético

El vigente campeón de la competición y de la Champions se ha reforzado bien atrás y vive sin angustias ni problemas económicos

Carlo Ancelotti sigue confiando en Benzema para que sus goles lleven al Real Madrid a los títulos
Carlo Ancelotti sigue confiando en Benzema para que sus goles lleven al Real Madrid a los títulos FOTO: CHEMA MOYA EFE

Aunque parezca de Perogrullo, los campeonatos se ganan a partir de mediados de agosto y septiembre hasta junio y no de final de junio a agosto. El Real Madrid fichó enseguida a Rüdiger, para reforzar aún más la defensa y a Tchouameni para añadir potencia y juventud al centro del campo; y vio que, sin urgencias y siguiendo el plan establecido, ya había hecho todo lo que tenía que hacer.

Estabilidad económica

Ganar la Champions más épica que se recuerda y ser el campeón de LaLiga con tanta diferencia da un montón de confianza al equipo de Ancelotti, a las que hay que sumar la Supercopa de Europa que se llevó el miércoles. El Madrid ha visto cómo los rivales más directos en la competición española se han pasado todo el verano dando mil vueltas al modo de reforzarse porque el problema deportivo es consecuencia del problema económico. Justo lo contrario que el club blanco, donde las cuentas salen y por eso, a principio de verano, pagó 80 millones por Tchouameni, sin necesidad de rebuscar en los bolsillos para hacer frente al fichaje.

Ancelotti

Es verdad que este verano iba a ser el de Mbappé, pero el francés se negó. La noticia principal es que nadie le ha echado de menos. El Madrid desprende confianza por el bloque de jugadores que ha unido Ancelotti. El entrenador desvela, sin presumir, porque eso está prohibido en la forma de ser del italiano, desvela que la clave del vestuario y por tanto de los títulos es haber conseguido que los veteranos y los jóvenes se entiendan y se apoyen.

Benzema y Vinicius

El ejemplo más claro es el ataque, donde Benzema manda y Vinicius crece a velocidades tan estratosféricas como inesperadas. El verano pasado el brasileño era una incógnita, un jugador con tantas virtudes como defectos. En LaLiga que para el Real Madrid comienza el domingo, Vini es una de las estrellas indiscutibles, un futbolista indescifrable para los defensas. Así, durante el curso pasado en lo que más se emplearon los rivales fue en sacarle de quicio. Vinicius entraba al trapo casi siempre, pero después se centraba en el balón y lanzaba al Madrid hacia los títulos.

Plantilla profunda

Que no haya habido fichajes en la delantera es de lo que más se ha hablado en la rumorología del Madrid, pese a que muy pronto Ancelotti dejó claro que el mercado estaba cerrado y que el sustituto para cuando no esté Benzema va a salir de las múltiples variantes que tiene la plantilla: desde Asensio y Rodrygo hasta Hazard, en su última oportunidad para confirmar las esperanzas que tienen los que aún creen. O, incluso, Mariano, que no se mueve del Madrid.

Es un club estable, con un plan definido, en el que se van adquiriendo piezas para intentar que el ciclo no se acabe cuando el ocaso sorprenda a futbolistas que han marcado un ciclo inolvidable y repleto de Copas de Europa. Desde hace tiempo ficha jugadores con proyección y los resultados se están viendo.

Eso y la mano de Ancelotti, el técnico adecuado para el momento que vivía el club, convierten al Real Madrid en el rival más temible en el campeonato nacional y el más imprevisible y feroz en la Champions.