Un Madrid de museo

James firma dos goles en Granada.

Los infiernos no lo son tanto con el balón en el pie. El Madrid tocó y tocó en Liverpool para rendir Anfield y, ayer, en Granada, un lugar con menos historia, pero donde a los blancos les había costado ganar últimamente, se pasearon con otra goleada cargada de buen fútbol.

Los infiernos no lo son tanto con el balón en el pie. El Madrid tocó y tocó en Liverpool para rendir Anfield y, ayer, en Granada, un lugar con menos historia, pero donde a los blancos les había costado ganar últimamente, se pasearon con otra goleada cargada de buen fútbol. Nunca hubo posibilidad de discutir el mando de los de Ancelotti, un dragón (volvió a lucir la equipación negra ideada por Yohji Yamamoto) bien plantado sobre el césped, que marcaba la pauta en todas las zonas del campo. Apoyado en Modric y Kroos, el equipo sonaba perfectamente afinado de principio a fin, mientras cada una de sus piezas disfrutaba del gran momento en el que se encuentran. Todo el ruido que hizo Caparrós en la previa fue silencio por parte de sus futbolistas, incapaces de encontrar una debilidad en el rival. La diferencia fue enorme, especialmente cuando el Madrid combinaba al primer toque y recitaba el guión de carrerilla hasta encontrar el premio.

Si el equipo está en racha, con once victorias seguidas, también lo está Cristiano, que madrugó de lo lindo para marcar su gol número 17 en Liga. No habían pasado ni dos minutos y el portugués ya había puesto por delante a los suyos. Fue un remate sencillo dentro del área gracias a todo lo que antes había hecho Carvajal. El canterano firmó 38 minutos magníficos, hasta que sintió un tirón muscular y tomó directamente el camino del vestuario. El lateral peleó con más fe que Murillo un balón junto al banderín de córner. Mientras el colombiano buscaba forzar una falta y miraba al linier para que levantara la bandera, Carvajal le ganó la acción, avanzó y asistió a «CR7», que agradeció el regalo. Nunca se sabrá qué hubiera sido del partido sin un gol tan temprano, pero con la ventaja el Madrid pisó firme, no dejó chutar nada más que una vez a los rojiblancos en la primera mitad y rozó el segundo antes de que llegara. Probó James desde fuera del área y, tras un taconazo de Cristiano, Carvajal chutó demasiado alto. Los blancos alcanzaban con facilidad la frontal del área y allí hacían y deshacían a su antojo. En una de ésas, Benzema se la dejó a James con un lujo de espuela y el colombiano sacó a pasear la zurda. Colocó el balón en la escuadra para confirmar que su periodo de adaptación hace tiempo que quedó atrás. Sonreía el «10» y lo hacía de forma rotunda el Madrid, al que le sale todo con una fluidez que pocos imaginaban cuando perdió contra la Real y el Atlético hace apenas un mes y medio.

Están inspirados los de Ancelotti, que repiten virtudes en cada partido. Isco volvió a ser una amenaza en el quiebro y se partió otra vez el pecho para defender pegado a la izquierda. Se tiró al suelo al evitar una salida del Granada y corrió hacia atrás con el mismo arte que para adelante. Benzema marcó el tercero, aunque, como de costumbre, hizo otras muchas cosas: como dar el pase del segundo tanto y aire con su juego combinativo al ataque blanco. Cristiano se animó a participar en esta versión más asociativa del Madrid con un taconazo que dejó a Karim solo ante Roberto, al que el francés superó con el instinto asesino que algunos le acusan de no tener.

Fue una magnífica jugada la del 0-3, pero no mucho más que la que precedió al cuarto tanto, con Arbeloa en la asistencia, Ronaldo rematando en posición complicada y James completando el trabajo. Ancelotti ya había metido a Illarramendi y Khedira para repartir minutos y el partido estaba decidido hacía siglos. Los blancos habían levantado un poco el pie, pero aun así también disfrutaban en el intercambio de golpes. Pudo acercarse al gol el Granada y se encontró con Casillas, impecable cuando le reclamaron. Todo va bien en este Madrid, que, en cada partido, crece y disfruta a partes iguales como líder provisional.

Ficha

0 - Granada CF: Roberto; Nyom, Babin, Murillo, Juan Carlos; Foulquier, Iturra, Eddy (Javi Márquez, m.46), Sissoko; Jhon Córdoba (Rochina, m.65) y Success (El Arabi, m.50).

4 - Real Madrid: Casillas; Carvajal (Arbeloa, m.38), Pepe, Ramos, Marcelo; James, Kross, Modric (Khedira, m.75), Isco (Illarra, m.83); Cristiano y Benzema.

Goles: 0-1, m.2: Cristiano. 0-2, m.31: James. 0-3, m.54: Benzema. 0-4, m.86: James.

Árbitro: González González (Castellano-manchego). Amarilla al local Eddy, y a los visitantes Modric y Arbeloa.

Incidencias: Partido de la décima jornada de Liga disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 19.000 espectadores.