Real Madrid

¿Ha dejado retratado Paulinho a los críticos?

No: ahora Paulinho es Maradona; por José Luis Sánchez

De verdad Carme, cómo os ponéis por un gol. Cuando leía las crónicas del triunfo en Getafe gracias al gol de Paulinho, pensé que se había descubierto un nuevo planeta, un nuevo medicamento o incluso una nueva raza, pero no. Sólo había marcado un gol un futbolista. Caro y apartado del fútbol de élite durante tres temporadas. Marcó un tanto, un buen tanto si quieres, pero de ahí a la que habéis montado media un abismo. Mira que me lo paso bien con vosotros, sois muy, pero que muy divertidos. No marcó Maradona, no marcó Di Stéfano, ni siquiera Pelé o Van Basten... lo hizo ¡¡¡Paulinho!!! No me extraña tanto alboroto, de alguna manera tenéis que justificar una inversión de 40 millones que incluso vosotros criticasteis.

¡Qué les den la Liga!

Estáis de diván. Hace unos días, los nubarrones invadían el Camp Nou, eráis el frustrado Coyote corriendo detrás del Correcaminos y un día nublado os sabía a gloria bendita. De repente, el Barcelona ha ganado media Liga, los fichajes son extraordinarios y Bartomeu se postula como gran gurú de una nueva época. Conozco un gran psicoanalista en Madrid, te paso su contacto para medir esos estados de ánimo. Estamos en septiembre, nadie ganó el campeonato a estas alturas y todos aquellos que salieron, como el Barça, en modo arrollador, terminaron exhaustos en abril y mayo, cuando se levantan los trofeos.

Zizou os marca el camino

Ahora resulta que las rotaciones son buenas, que utilizar el fondo de armario es un gran descubrimiento. Como pondría Edu del Val en «El Chiringuito»: «Me meo de la risa». Zidane fue pionero, rotó, rotó y volvió a rotar para ganar siete títulos en apenas año y medio. Sentó a Cristiano, a Bale, a Ramos... Esa es la verdadera prueba para Ernesto Valverde. Plantarle cara a Messi y decirle: «Tienes que descansar». No vale saltar al ruedo con el toro afeitado, como Zidane, hay que sacar la muleta y torear ganaderías de verdad.

Si: al loro que no estaba tan mal; por Carme Barceló

Retratados, no. Lo siguiente. Sé de más de uno y de diez a quienes no les dio la vida para eliminar tuits y textos en Facebook en los que manifestaban su animadversión por el jugador brasileño. El «Paulinhazo» del sábado en Getafe ha cerrado bocas, ha abierto ojos, ha aliviado a la secretaría técnica del Barça, que lleva semanas dando explicaciones del porqué de su fichaje, y ha silenciado a los que utilizaron a para «matar» a la directiva que preside . Un respeto al capitán de la «canarinha», apreciado . Háblale de usted. Pregunta a sus compañeros de selección por él, que lo adoran y consideran imprescindible. Y a , que tan mal no lo está haciendo dirigiendo a Brasil. De momento, ya ha justificado unos cuantos millones de euros. Al loro que no estaba tan mal.

Hay fondo de armario

Te estás viniendo arriba, compañero José Luis, con tus bravatas de los que celebran títulos en septiembre y esas cosas tan tuyas. En el momento de escribir estas líneas, el Barça sacaba siete puntos a tu Madrid. Gracias a Paulinho, un brasileño de gesto tosco, nacido para la pelea, entre otros y a ese fondo de armario que no tuvo el equipo azulgrana la pasada temporada y que ahora es una realidad. El carioca, y lo bordaron en el Coliseum .

También ganó Valverde

Los tres puntos que sumó el Barcelona ante el Getafe llevan la firma de . Un técnico inteligente, hombre de club, poco amante del victimismo y sí del trabajo duro sin el brillo de las luces de neón. Acertó plenamente con los cambios, algo que no lleva con la misma soltura, visto lo visto. La importancia de llamarse –le robo el título a e– va más allá del teatro de algunos y de papeles de actor principal que otros se atribuyen sin merecerlo. Pleno en cuatro jornadas. ¿Qué me decías de ?