Deportes

Las nuevas normas del fútbol para la próxima Liga: manos, barreras, rojas...

Quedan dos días para que arranque la Liga y casi todo está preparado. Los jugadores han hecho la pretemporada, los fichajes han llegado (y seguirán llegando) y los árbitros afinan su puesta a punto. Los colegiados están apurando para visitar a los equipos y contarles las novedades que habrá en el reglamento y la dirección en la que van a dirigir los partidos en algunos aspectos. Estos son.

Publicidad

Entradas por detrás

En el estudio y la autocrítica que hace el Comité Técnico de Árbitros de las actuaciones de los colegiados, tanto en el campo como en el VAR, detectaron que se les habían escapado varias rojas directas en acciones similares: las entradas por detrás sin posibilidad de llegar al balón, a la altura del tendón de Aquiles. Los futbolistas están advertidos: va a ser expulsión. La norma ya existía, pero se ha incidido en ella. Además, la típica entrada por delante en la que se acaba pisando al rival, normalmente de manera involuntaria, se penalizará con amarilla por ser una acción temeraria. Y en el capítulo de amonestaciones los árbitros también han puesto el foco en la clásica acción de los jugadores cuando sacan los brazos para protegerse de espaldas: si tocan la cara del rival, amarilla. Si sacan el codo, roja. A veces entre no sacar amarilla, hacerlo o mostrar la roja dependerá de la intensidad, con lo que entra el factor interpretativo que siempre hay en el arbitraje y que es el motivo habitual de las polémicas. Eso sí, si el balón no está en juego y se toca la cara del rival, aunque sea leve, se podría expulsar.

Sustituciones

La norma dice ahora que en los cambios, el jugador debe abandonar el campo por el lugar más cercano que tenga. Pero la forma de aplicarla va a ser la siguiente: por lo general las sustituciones se van a seguir haciendo por el centro, entre los banquillos, pero si el árbitro detecta que un jugador para perder tiempo de forma deliberada, se va a un córner para tardar más en salir, le dirá que salga del césped por ahí mismo.

Publicidad

Tarjetas a los entrenadores

Habían desaparecido, pero vuelven. Cuando el árbitro amoneste o expulse al entrenador o a un miembro del cuerpo técnico, le sacará tarjeta.

Publicidad

Saques de meta

Hasta ahora, cuando el portero sacaba de puerta, el compañero tenía que recibir el balón fuera del área. Eso cambia. Ahora lo puede tocar dentro. Los rivales esperarán fuera del área, pero en cuento el meta ponga la pelota en juego, pueden entrar.

Si el balón toca al árbitro...

Si un jugador da un pase o dispara y el balón toca en el árbitro y le cae a un compañero que marca gol, el tanto no valdrá y se devolverá la pelota al equipo que la tenía. Si al tocar al árbitro la posesión cambia de dueño, se para el juego y se da el balón al equipo que la tenía. El partido se reanuda más o menos en el lugar en el que se dio el pase. Los oponentes deben estar a una distancia mínima de cuatro metros.

Barreras

Ya no podrá haber atacantes molestando en las barrera. Siempre tendrán que estar a al menos un metro de distancia.

Publicidad

Manos

Cuando una jugada acaba en gol y el delantero se ha ayudado de la mano para anotarlo o para generar la ocasión, el tanto no subirá al marcador, independientemente de si la mano es voluntaria o no. En las manos dentro del área también se intenta afinar más. Si la mano está por encima del hombro o superior y se da al balón se considerará penalti porque el cuerpo se hace más grande. Así, en la jugada habitual en la que el defensa se lanza al suelo para tapar un pase, una mano normalmente va al suelo para apoyarse y si la pelota toca en ésa se considerará que es una posición natural y no se pita penalti, salvo que esté muy estirada. En cambio, si toca en el otro brazo y éste está estirado, se considerará antinatural y se pitará penalti. Cuando la pelota toca en la mano tras un rebote, si se considera que la mano no está en una posición natural, también es pena máxima.

Ocasión manifiesta de gol

Hay que diferenciar entre ocasión manifiesta de gol y ataque prometedor. Para que se dé la primera se tienen que cumplir: 1: distancia (entre donde se cometió la infracción y la portería), 2: dirección del juego; 3: probabilidad de recuperar el balón del atacante y 4: posición y número de defensores. Si uno de ellos no se da, ya no es ocasión manifiesta. Si se corta una ocasión manifiesta de gol fuera del área, es roja siempre. Si se produce dentro, se pita penalti con roja cuando el defensa no tiene opción de disputar el balón y con amarilla si lo va a disputar. Los ataques prometedores fuera del área son amarilla. Dentro, si se quiere jugar el balón no habrá tarjeta y si no se quiere, amarilla.