Deportes

Así son las nuevas normas arbitrales de la Liga

El año II del VAR comienza hoy con el Athletic-Barcelona en San Mamés. Esta vez la tecnología también se va a utilizar en Segunda División. El curso pasado, intervino en 121 acciones en 380 partidos. La lucha esta temporada seguirá siendo, según Clos Gómez, director del proyecto VAR, «unificar criterios sobre las manos, los fuera de juego y cuándo debe intervenir el VAR».

Publicidad

¿Qué novedades tiene el VAR esta temporada?

En lo fundamental, ninguna. Las normas son las mismas que las del año pasado, y las mismas que en el Mundial, en la Champions... Sólo interviene en los mismos cuatro supuestos: goles, tarjetas rojas, penaltis y confusión de identidad. Sólo actuará para corregir errores claros y manifiestos, no para acciones dudosas, de ahí que la polémica seguirá existiendo, porque es difícil y personal establecer el límite de qué es un fallo claro y qué no. La novedad es que se utilizará la tecnología Hawk-Eye y que se intentará mejorar la conexión con el espectador, que quede claro lo que está sucediendo. Se intentarán poner las acciones de fuera de juego incluso cuando el árbitro ha acertado, algo que no sucedía el curso pasado.

Publicidad

¿Cuál es el criterio para unificar las manos?

Por partes. Primero, ha habido un cambio en la normativa. Ahora si el balón toca en la mano de un futbolista del equipo que ataca y la jugada acaba en gol, éste no valdrá. Da igual que la mano sea voluntaria o no. La unificación de criterio sobre lo que es mano o no, sobre todo en el área porque implica un penalti, es el siguiente: mano a la altura del hombro o más arriba normalmente se entenderá que es antinatural, de ahí que se pitará pena máxima. También en los rebotes de otra parte del cuerpo: si la mano está levantada en una posición en la que se considere que no viene a cuento, se pitará mano. Lo normal es que se señalen más infracciones de este tipo, ya que se intenta afinar lo que dice el reglamento en su origen, que sólo hablaba de si es mano deliberada o no.

Publicidad

¿Qué otras normas serán nuevas en la próxima Liga?

Hay varias. Las más llamativas son las siguientes: si el árbitro intercepta el balón (un pase, un remate...) y esa jugada acaba en gol, se anulará y se le dará el balón al equipo que lo tenía. Si al tocar la pelota en el colegiado cambia de dueño, se para el juego y se le devuelve la posesión al equipo que lo tenía. Además, los cambios no se harán necesariamente en el centro del campo, en medio de los banquillos. Si el árbitro considera que un jugador está perdiendo tiempo (se va al córner o a la otra punta del campo), podrá pedirle que salga por el lado más cercano que tenga. Además, en las barreras ya no podrá haber jugadores rivales (tendrán que guardar un metro de distancia), sólo defensores. También cambia en los saques de portería: hasta ahora, el balón tenía que salir del área para que empezara el juego; ahora, el defensa podrá tocar el balón dentro del área. Y, por último, los entrenadores volverán a ver tarjetas. Antes al expulsarlos era sin cartulina y generaba desconcierto.

¿Por qué se va a proteger más a los jugadores?

Entre los fallos que el Comité Técnico de Árbitros detectó en la utilización del VAR en su primer año la mayoría de ellos eran en acciones de tarjeta roja. Consideran que se quedaron cortos en esas jugadas, que muchos futbolistas siguieron en el campo sin merecerlo, de ahí que es probable que se vea mayor intervención de la tecnología en este tipo de jugadas. Lo que se persigue especialmente serán las entradas por detrás a la altura de los tendones de Aquiles sin posibilidad de llegar al balón. Siempre serán tarjeta roja.

Publicidad