MENÚ
lunes 17 junio 2019
04:12
Actualizado

Nadal se venga de Tsitsipas y disputará la final de Roma

El español pudo con su verdugo en Madrid (6-3 y 6-4) y jugará su primera final del curso en tierra batida. El rival será Djokovic o Schwartzman

  • Nadal celebra un punto logrado ante Tsitsipas
    Nadal celebra un punto logrado ante Tsitsipas /

    STRINGER / REUTERS

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

18 de mayo de 2019. 17:08h

Comentada
F. Martínez.  Madrid. 18/5/2019

ETIQUETAS

Rafa Nadal rompió el límite de las semifinales, que había sido su barrera en tierra batida este año. En Montecarlo le pudo Fognini, en Barcelona, Thiem; y en Madrid, Tsitsipas. Precisamente el griego fue su rival otra vez en Roma, pero en esta ocasión se vio a un Rafa muy mejorado y superior, que se llevó el partido por 6-3 y 6-4. La mejor noticia del encuentro para el zurdo de Manacor fue la mejoría en su juego ante un oponente que le dominó hace apenas una semana. Lo más destacado fue la decisión del español de ir a por el partido, de jugar más largo y de dominar con su golpe de derecha. Los tres remates con los que ganó tres puntos en el primer juego fueron una declaración de intenciones. Pero el primer paso para jugar así es tener confianza, y el ir sumando se la fue dando a Nadal. Ha sido posiblemente uno de los mejores partidos del español en esta gira de tierra, por cómo lo hizo y por la entidad del rival. Tsitsipas intentó ser el jugador descarado de Madrid y visitó la red con mucha frecuencia, pero esta vez Rafa si se inventó un par de passings de los suyos, al límite y a la carrera, de los que levantan al público y de los que le hacen alzar a él el puño. Supo superarle en la red o tirarle a los pies para dificultarle la volea. Y encontró el feeling con la pelota para jugar más recto, en lugar de tan hacia arriba, cuando se le quedaba a mitad de pista. Nada de especular, ante la mínima oportunidad, adelante. Así, con una ruptura temprana en cada set, se llevó el encuentro. Y con su saque sólo cedió dos oportunidades de break, que salvó. En los momentos clave volvió a ser mejor que el tenista que había enfrente, como ya le pasó contra Verdasco en la ronda anterior.

Nadal ya está en una final por fin. Apenas lo celebró con los brazos arriba y una sonrisa. Su rival por el título será el gran reto, Djokovic, o el pequeño Schwartzman.

Últimas noticias