Otra noche mágica de Neymar (2-1)

El delantero brasileño del FC Barcelona Neymar Jr. (i), celebra con sus compañeros Jordi Alba y Martín Montoya el gol
El delantero brasileño del FC Barcelona Neymar Jr. (i), celebra con sus compañeros Jordi Alba y Martín Montoya el gol

En el cronómetro del Camp Nou estaba a punto de cumplirse el minuto trece de partido. Trigueros controló la pelota en el círculo central y lanzó un pase por alto hacia Hernán Pérez, al que los centrales del Barça le ganaron la partida. Era la primera vez en el partido que el Villarreal cruzaba el centro del campo con el balón mínimamente controlado. Hasta entonces, el marcador de la posesión señalaba un paupérrimo seis por ciento de balón para los de Marcelino. El monólogo azulgrana era hasta insultante, pero el «Submarino» parecía estar más que cómodo con ese guión de partido. Había llegado a Barcelona con la vitola de equipo revelación de la Liga, una etiqueta que confirmó durante la velada a pesar de las ausencias y a pesar de la derrota final.

Buscaba el Barcelona convertir el encuentro en la confirmación de que va por el buen camino. Después de la buena imagen ante el Celtic en la Liga de Campeones, Martino quería asentar esas sensaciones. Y, en parte, lo consiguió. El Tata quería que su equipo se agotara en la presión. Durante veinte minutos, el Barça no dejó respirar al Villarreal. Balón que perdía, balón por el que luchaba hasta la extenuación, provocando una infinidad de pérdidas en su rival. Como en sus mejores tiempos.

Sin Bruno y Cani

Se le presentaba a Marcelino una encrucijada de complicada solución. Bruno y Cani, los dos jugadores que garantizan la identidad futbolística de su equipo, no podían comparecer en el Camp Nou, así que el técnico asturiano optó por la solución más práctica y menos arriesgada. Renunció en parte a presentar batalla y se encerró en su campo a verlas venir. Giovani, rapidísimo en los pocos balones que le llegaron, era el único con libertad para no trabajar en defensa. El resto formaba una doble muralla que obligó al Barça a imprimir mucha velocidad al balón para encontrar algún espacio. Un planteamiento de partido que se pudo romper bien pronto, pero el disparo de Song, titular en lugar de Xavi, se topó con el poste. El buen trabajo azulgrana en la recuperación no se correspondía luego en la creación, fase del juego que requería de una paciencia inagotable.

Aunque el Villarreal pudo sacudirse un poco el dominio azulgrana, el peligro acechaba el área de Asenjo, muy acertado. El Barça movía el balón de lado a lado. Alexis y Montoya combinaban por la derecha, mientras Neymar y Alba lo intentaban por la izquierda. Por el centro, Iniesta inventaba y Cesc campaba sin pena ni gloria. A la media hora, el balón le llegó a Alba, que intentó centrar al primer toque, cogiendo por sorpresa a Mario, que vio cómo la pelota rebotaba en su brazo. Iglesias Villanueva no lo dudó un instante y señaló penalti. Neymar asumió esta vez la responsabilidad y, con un poco de suspense en la carrera, inauguró el marcador.

Con un guión así de partido, le iba a ser imposible al Villarreal sumar, así que Marcelino pidió a sus hombres en el descanso que dieran un paso adelante. Dicho y hecho. A los dos minutos de la reanudación, ya forzaban un córner. Hernán Pérez lo ejecutó y Musacchio lo remató a placer sin que Pinto pudiera hacer nada.

El partido había cambiado por completo, por lo que Martino decidió dar entrada a Xavi, una decisión que resultó decisiva. El de Terrassa se hizo con el partido, se cargó con la responsabilidad a la espalda y ofreció su mejor recital del curso. Ese dominio del Barça se acabó traduciendo en gol gracias a una combinación entre Cesc y Alexis, que culminó Neymar. El brasileño suma cinco goles esta semana, justo cuando se estaba poniendo en duda su puntería. Pero, con Neymar, no hay dependencias ni debates. Hay magia y goles.

Ficha técnica:

2 - Barcelona: Pinto; Montoya, Bartra, Piqué, Alba; Busquets, Song (Xavi, min.62), Iniesta; Alexis (Pedro, min. 84), Cesc (Sergi Roberto, m.87) y Neymar.

1 - Villarreal: Asenjo; Mario, Musacchio, Dorado, Jaume Costa; Pina, Edu Ramos (Uche, min.64) Trigueros, Aquino (J. Pereira, m.74); Hernán Pérez (Jokic, m.69); y Giovani.

Goles: 1-0, min. 29: Neymar, de penalti. 1-1, m.48: Musacchio. 2-1, min.68: Neymar.

Arbitro: Ignacio Iglesias (Comité gallego). Mostró cartulina amarilla a Trigueros (min. 38) y a Neymar (min.85).

Incidencias: Asistieron al encuentro 66.130 espectadores, en partido de la decimosexta jornada de la Liga BBVA disputado en el Camp Nou. La tarjeta amarilla mostrada a Neymar acarrea suspensión.