Eurocopa

Selección

El partido que hizo que De la Fuente dejara de leer la prensa

Escocia es la única selección que ha derrotado a la España de De la Fuente. Ahora la Roja está cerca de asegurarse la clasificación, pero aquella derrota cambió los hábitos del seleccionador

SEVILLA. 11/10/2023. - El seleccionador nacional, Luis de la Fuente, a su llegada al hotel de concentración este miércoles, en la víspera del encuentro de clasificación para la Eurocopa de 2024 ante Escocia en el estadio de La Cartuja en Sevilla. EFE/ Raúl Caro
Luis de la Fuente, a su llegada a SevillaRAUL CAROAgencia EFE

La única derrota de Luis de la Fuente como seleccionador llegó el 28 de marzo pasado en el estadio Hampden Park de Glasgow contra Escocia. Se discutía ya la continuidad del técnico español en su segundo partido en el banquillo de la Roja, pero después llegaron el título de la Liga de Naciones y las goleadas a Georgia y Chipre después del escándalo Rubiales.

Todo parece encaminado hacia la normalidad en la selección. La clasificación para la Eurocopa parecía lejana después de la derrota en Escocia y ahora España puede dejarla cerrada con un empate ante los escoceses y una victoria en Noruega el domingo.

«La sola posibilidad de dejar sentenciada esta clasificación demuestra la importancia de estos dos encuentros. Desde que terminamos la concentración de septiembre ya sabíamos la importancia de estos dos partidos. Nos abre las puertas de la clasificación», explica el seleccionador español, Luis de la Fuente.

Aquellas de Escocia eran sus pruebas. Ensayos que dejaron por el camino a futbolistas como Dani Ceballos, que fue capitán de la selección sub 21 y olímpica con De la Fuente y que siempre tuvo la confianza del seleccionador.

«No lo veo como una revancha, lo veo como un partido de fútbol, estamos aquí para ganar», asegura el seleccionador. «Nos estamos jugando la clasificación para la Eurocopa, podemos dejarla sentenciada. Siempre se aprende. Aquel partido lo hemos analizado muchísimo, hubo cosas positivas, pero no nos dieron para estar al nivel competitivo que estamos ahora. Escocia es un equipo muy duro, pero nuestro equipo no es el de marzo, ni el de junio [en la Liga de Naciones], creo que somos mejores», afirma Luis de la Fuente.

«Tenemos que ser un poco más sólidos e intentar marcar más goles. Ese es el objetivo del fútbol y tenemos que aprovechar las ocasiones que hemos fallado hoy», decía Rodri después de aquel partido en Hampden Park en el que España cayó (2-0) con dos goles de McTominay. Desde entonces todo ha ido a mejor. España ha ganado tres de los cuatro partidos que ha jugado y ha empatado el otro, en la final de la Liga de Naciones contra Croacia, a la que derrotó en los penaltis después del empate a cero al final de la prórroga. Además, ha marcado 15 goles y ha encajado sólo dos.

«Hemos demostrado que tenemos un potencial ofensivo muy importante, pero los partidos se ganan en las áreas. Queremos ser fuertes en nuestra área, dar pocas opciones al rival, pero ser también muy fuertes en el área rival. Queremos buscar ese equilibrio», dice De la Fuente. Y la selección está en el buen camino para eso.

España ha mejorado su rendimiento y el técnico de la Roja se muestra satisfecho de la evolución. «Hemos mejorado, yo creo que es evidente. Yo atiendo los datos y los analizo y el equipo ha ganado en todas las facetas del juego, somos un equipo muy solvente. Hemos ganado en la sensación de equipo», dice De la Fuente, que asegura que ya no presta tanta atención a los medios como cuando llegó al cargo y que ese tiempo lo dedica a hacer deporte y a ver fútbol, mucho fútbol. «En la vida todo se aprende y yo he aprendido mucho. Ya no leo ni consumo tanta prensa, sólo si son cosas buenas», reconoce.

En la mejora del equipo tiene mucho que ver el buen estado de forma de Álvaro Morata, un jugador que también aporta fuera del campo en su nueva función de capitán. «Los capitanes se ganan con actitud, pero no con voces o gestos. Morata es un ejemplo en muchas cosas, como otros capitanes que tenemos. Somos unos afortunados futbolísticamente y en el plano humano. Es un ejemplo para todos. Todos entendemos que tiene un estatus muy alto. El reto es máximo y lo que da a todos los componentes del equipo es muy bueno», le elogia el seleccionador.

Algo menos buenas son las noticias que le llegaron del entrenamiento, del que Nico Williams se tuvo que retirar con un golpe en el costado. El pequeño de los Williams es uno de los regateadores que tiene la selección, jugadores diferentes capaces de abrir un partido que se cierra. Pero para eso llamó a Bryan Zaragoza y a Ansu Fati después de las lesiones de Yeremy Pino y de Lamine Yamal.

«Es un futbolista que con nosotros se siente muy feliz. Se siente liberado y contento, está muy cómodo. Lo he visto feliz, da gusto verle. Tiene nuestro apoyo incondicional en su juego, en sus condiciones y en que es un grandísimo futbolista. Se le nota con chispa», dice De la Fuente de Ansu. Un jugador capaz de romper a Escocia.