Deportes

Nadal va a Wimbledon: sigue vivo el sueño de lograr lo que no se consigue desde hace 53 años

El balear confirma que el tratamiento que se ha hecho por su lesión crónica en el pie está funcionando. El lunes viaja a Londres. “Llevo una semana sin ir cojo”, admite

Con el freno de mano echado, pero feliz, Nadal confirmó lo que todo el mundo estaba esperando: pretende jugar Wimbledon. Y la intención se demuestra con hechos. El primero, que lleva cinco días entrenando en las instalaciones del Mallorca Country Club, donde desde el domingo se juega un ATP 250 de lujo con Medvedev, Tsitsipas, Kyrgios, Feliciano López... y las sensaciones han sido buenas. “Ha bajado el dolor articular que no me dejaba apoyar, tengo como rampas en la planta, unas veces se me duerme una zona y otras, otra; cosas raras pero dicen que es normal, que pasan unas semanas hasta que todo se reorganiza. Estoy a nivel general contento, llevo una semana sin ir cojo. Mi intención es intentar jugar Wimbledon, llevo tres años sin ir y me hace mucha ilusión, y después de esta semana, tengo posibilidades y me da esperanzas. El lunes voy a viajar a Londres, disputaré alguna exhibición, y si después las cosas no van como tienen que ir ya veremos”, explicó el zurdo.

El tratamiento con Inyecciones con radiofrecuencia pulsátil parece que está siendo efectivo, porque después de Roland Garros Rafa dijo que sólo iría a Londres si el dolor se lo permitía.

La hierba del All England Club, por tanto y “en principio”, volverá a ver a Nadal, algo que no sucede desde 2019, cuando llegó hasta las semifinales, frenado sólo por el mejor Federer. En 2020 no hubo torneo en Londres por la pandemia y en 2021 Rafa fue baja por esos dolores en el pie izquierdo que ha arrastrado durante toda su carrera, pero que empezaban a ser más notables. Ha sido competitivo casi siempre el zurdo sobre césped, con dos títulos (2008, en el considerado mejor partido de la Historia ante Federer, y 2010), otras tres finales (2006, 2007 y 2011) y dos semifinales (2018 y 2019). “Después de tres años sin jugar en hierba hay que ir poco a poco, al principio raro y después he tenido mejores sensaciones, pero queda una semana. En la hierba es más difícil porque hay poca lógica, pero ayuda que haya jugado bien en Roland Garros. Como hace mucho que no compito, las primeras rondas son complicadas, pero si las pasas se convierte en un torneo en el que tienes más seguridad personal, aunque los rivales son más difíciles. Hay que intentar sobrevivir como sea a esos primeros días”, analizó Rafa.

El tenista español es una leyenda del deporte, pero tal y como lleva el año podría lograr una proeza pocas veces vista. Conquistó el Open de Australia en enero y después Roland Garros, por tanto está en la mitad del camino de sumar el “Grand Slam”, es decir, conseguir los cuatro torneos “Grandes” en la misma temporada. “No lo gana nadie desde Rod Laver hace más de 40 años. Lo intentó Djokovic el año pasado, pero si nadie lo ha hecho nunca es difícil que lo haga yo con 36 años”, reflexionó Nadal. En concreto, Laver lo logró en 1969, siendo el único capaz de hacerlo en el cuadro masculino en la denominada “era Open”, desde que el tenis es como se conoce hoy en día. En mujeres lo consiguió Margaret Court en 1970 y Steffi Graf en 1988, añadiendo a su proeza el oro olímpico en Seúl. Djokovic se quedó a las puertas en 2021: campeón en Melbourne, París y Londres y finalista en el US Open, donde jugó con mucha tensión y apenas ofreció resistencia a Medvedev.

Sin descanso

“Han sido días duros desde la final de París”, admitió el balear. Al día siguiente tuve que viajar a Barcelona para el tratamiento, después la graduación de los chicos de la Academia, entrenar... No he podido descansar, pero si tengo que jugar Wimbledon no hay tiempo que perder”, reflexionó Nadal, que incluso ya mira más allá: “Mi intención es estar en Wimbledon, el Masters 1.000 de Canadá y el US Open”. Será si el pie le deja. Pinta bien. La paternidad, de momento, sólo es una ilusión más: “La forma que cambia la vida la paternidad no lo sé, pero no creo que suponga un cambio en mi vida profesional”.

ASÍ LO VIVIMOS EN DIRECTO

14:07: “Es más duro de lo habitual porque he tenido que hacer el tratamiento en el pie. Han sido días ocupados después de la final. Ya me visteis en París, fue duro, al día siguiente tuve que viajar a Barcelona, la graduación de los chicos en la academia. No he podido descansar, pero si tengo que juagar Wimbledon no hay tiempo que perder”.

14:06: “La semana que he estado entrenando aquí ha sido positiva. He notado una mejora y buenas sensaciones y mi intención es viajar el lunes a Londres y seguir mi calendario. Eso hoy, todo es positivo, pero en un par de días puede cambiar. De momento estoy feliz y contento porque he podido entrenar esta semana para preparar Wimbledon”.

14:03: “Después hay otro Grand Slam, el US Open, e intentaré llegar lo mejor posible. Estos últimos años he hecho lo que creía mejor para mi físico, que era jugar la primera semana de agosto en Canadá, y después veremos. Pero jugar sólo uno [un Masters 1.000 antes de Nueva York] me ha funcionado bien y no soy muy partidario de cambiar mucho. Pero aceptaré las cosas como vienen. Mi intención: Wimbledon, Canadá y el US Open”.

14:01: “La forma que cambia la vida la paternidad no lo sé, pero no creo que suponga un cambio en mi vida profesional”.

13:59: “El Grand Slam no lo gana nadie desde Rod Laver. Lo intentó Djokovic el año pasado, pero si nadie lo ha hecho nunca es difícil que lo haga yo con 36 años”.

13:58: “Durante los últimos 15 años han ganado los grandes torneos tres o cuatro jugadores, pero eso no es lo normal históricamente. Y en hierba además ya se ha visto lo que pasó en Hertogenbosch, donde un tenista que nunca había ganado un partido venció al número dos. Es más imprevisible y más sin haber jugado un partido en tres años”.

13:57: “Después de tres años sin jugar en hierba hay que ir poco a poco, al principio fue raro y después tuve mejores sensaciones, pero queda una semana. En la hierba es más difícil porque hay poca lógica, pero ayuda que haya jugado bien en Roland Garros. Como hace mucho que no compito en hierba, las primeras rondas son complicadas, pero si las pasas se convierte en un torneo en el que tienes más seguridad personal, aunque los rivales son más difíciles. Hay que intentar sobrevivir como sea a esos primeros días”.

13:54. “Feliz de ver un torneo en Baleares donde vienen grandes jugadores. Será un gran torneo”.

13:53. “Se han hecho dos sesiones del tratamiento y la evolución a día de hoy está siendo satisfactoria, aunque sé que las cosas cambian. Pero estos cinco días me han permitido entrenar y eso me ha hecho dar el paso de ir a Londres e intentar competir en Wimbledon, donde hace tres años que no juego y me hace ilusión”.

13:50. “Ha bajado el dolor, tengo como rampas en la planta. Cosas raras, un día se duerme una zona y otros, otra; pero dicen que es normal que se reorganice todo en unas semanas. Estoy a nivel general contento, pero llevo una semana sin ir cojo. Es mi forma de verlo. Hay que esperar unas semanas. Mi intención es intentar jugar Wimbledon y después de esta semana, tengo posibilidades. El lunes voy a viajar a Londres y si después las cosas no van como tienen que ir ya veremos. Iré el lunes y jugaré alguna exhibición”.

Rafa Nadal está a punto de desvelar el secreto mejor guardado: si va a estar en Wimbledon o no, tres años después. Tras ganar Roland Garros se le vio cojo por la lesión crónica que tiene en el pie y dijo que se iba a hacer un tratamiento para ver si podía aliviar el dolor que estaba teniendo, y en función de eso decidiría si iba o no al All England Club. La rueda de prensa que ha convocado es a las 13:45.

Nadal ha estado toda la semana a puerta cerrada en la hierba del Mallorca Country Club, donde se disputa a partir de este domingo el ATP 250, último torneo antes de Wimbledon, en el que estarán Medvedev, Tsitsipas, Feliciano López... Un cartelón. Precisamente con Feli se estuvo ha estado preparando Nadal el viernes, sin dar muchos síntomas de molestias en el pie. Esta vez lo hizo a puerta abierta para la prensa.

Rafa no va a Wimbledon desde hace tres años. Su última participación fue en 2019, y llegó hasta las semifinales, donde sólo el mejor Federer le pudo frenar. En 2020 el torneo no se disputó por la pandemia y en 2021 el zurdo no pudo estar porque ya le daba mucha guerra el pie izquierdo.