Deportes

Nadal y un adiós que suena a despedida hasta 2023

“Necesito volver a casa. Necesito arreglar cosas, la vida, así que no sé cuándo voy a volver. Cuando sienta que estoy listo para competir de nuevo, ahí estaré”, aseguró tras caer ante Tiafoe

Nadal se despide del público de la Arthur Ashe después de caer ante Tiafoe
Nadal se despide del público de la Arthur Ashe después de caer ante Tiafoe FOTO: CJ GUNTHER EFE

La derrota en octavos de final de Nadal ante Tiafoe puede suponer el punto y final a la presente temporada de Rafa. El ganador de 22 Grand Slams está a punto de ser padre y tiene muy claro que a estas alturas de su vida y en este momento hay cosas más importantes que el tenis. “Necesito volver a casa. Necesito arreglar cosas, la vida, así que no sé cuándo voy a volver. Voy a intentar estar listo mentalmente. Cuando sienta que estoy listo para competir de nuevo, ahí estaré”, afirmó.

El zurdo, con 36 años, ha vivido una temporada magnífica en cuanto a resultados, pero que ha estado marcada por su interminable lista de problemas físicos. Campeón en Australia, en París, en Melbourne y en Acapulco, una lesión abdominal le impidió disputar la semifinal de Wimbledon y la pospuso el arranque de la temporada norteamericana en pista dura. Esa falta de partidos ha terminado siendo importante en el desenlace del último Grand Slam de la temporada.

Lo importante para Rafa ahora es el estado de su esposa Xisca Perelló, que se encuentra embarazada y fue ingresada hace un par de semanas para someterse a una operación por recomendación médica. Nadal aclaró ya la semana pasada que su pareja se encuentra bien. Y la inminente resolución del embarazo es lo único que preocupa a Rafa. “Acabo de salir de perder los octavos del último Grand Slam de la temporada. Como te puedes imaginar, ahora mismo se me hace difícil hacer un análisis claro de lo que va a ser mi futuro inmediato”, respondió en conferencia de prensa. “Ahora mismo lo que tengo que hacer es volver a casa, tengo cosas mucho más importantes que atender que el tenis. La vida personal siempre va por delante de la vida profesional”.

Nadal confesó que hizo “un esfuerzo” por estar en el último Major del curso y señaló que ahora es “el momento de hacer un reset”. “Han sido unos meses un poquito difíciles en todos los sentidos. Y a partir de ahí, empezar de nuevo profesionalmente hablando y, a nivel personal, terminar con algo que es importante dentro de mi vida que es tener mi primer hijo y confiar en que todo salga bien”, apuntó.

En relación al partido ante Tiafoe, Nadal fue muy claro: “Lo he intentado. Había entrenado bien la semana previa, estaba muy contento con mi semana de preparación. Después, a nivel de competición, a lo mejor me falta un poquito de frescura, un poquito más de rodaje, un poquito más de cosas que son difíciles de explicar, que son intangibles, y a lo mejor un poquito más de tranquilidad. Al final, la realidad es bastante simple: no he jugado bien. Y cuando uno no juega suficientemente bien, pues no tiene que ganar”.