MENÚ
sábado 17 agosto 2019
03:43
Actualizado

Tiger Woods no pasa el corte y Jon Rahm mantiene sus aspiraciones en el Abierto Británico

  • Tiger saluda a los aficionados tras su segundo días de competición
    Tiger saluda a los aficionados tras su segundo días de competición /

    Peter Morrison / AP FOTOS

Tiempo de lectura 2 min.

19 de julio de 2019. 18:56h

Comentada
Francisco Martínez.  19/7/2019

Un comienzo horrible. «Estúpido», según palabras del propio protagonista. Jon Rahm empezó la segunda jornada del Abierto Británico con un doble bogey en el segundo hoyo, un par cinco que desperdició con un segundo golpe de aproximación errático. Tocaba ir cuesta arriba todo el recorrido, pero el golfista vasco lo hizo con paciencia, poco a poco, sin volverse loco, y quedó en parte satisfecho con el resultado final: acabó en el marcador parcial por debajo del par (-1), después de firmar tres birdies, para un marcador total de -4. Esos números son sinónimo de que la lucha continúa, de que en el fin de semana queda mucho que decir.

El tiempo dio un respiro en Royal Portrush y son muchos los jugadores que están en el ajo, con Holmes y Lowry, los líderes tras la primera jornada, manteniendo el nivel y algo disparados con -8. En el grupo de aspirantes hay un buen puñado de buenos golfistas (¿quién no lo es si están disputando el British?), entre los que figura Brooks Koepka, quizá el hombre a batir, el más temido, pues ha estado siempre entre los mejores, cuando no ha sido campeón, en los «majors» de los tres últimos años. Del día perro que fue el jueves se pasó a una jornada algo más plácida; con el cielo gris, cómo no, pero sin ese viento mortal y sin lluvia, al menos durante la mañana, cuando participaron gran parte de los favoritos. A las 14:30, hora de Irlanda, cayeron las primeras gotas, que ya se quedarían. Rahm estaba acabando su participación. Sergio García apenas la había empezado, y el castellonense no estuvo cómodo en ningún momento. El acumulado de sus golpes refleja un -1 (tras el +2 de ayer), y cede terreno, aunque mantiene las esperanzas.

Pese a todo, tenía algún reproche que hacerse Rahm. «Quitando el hoyo 2 he jugado muy bien», dijo a modo global. Y es verdad: en el juego largo y en las aproximaciones, está fino. Pero no en el green. «He tenido putts de tres, cuatro o cinco metros en el hoyo 5, en el 6, el 7, el 8, el 11, el 13 y el 17. No pido meter todos, pero sí alguno para cambiar la dinámica. He fallado muchos que eran metibles. No han querido entrar», confesó. A poco que mejore en esos últimos golpes, va a dar un salto importante.

Los que ya no podrán mejorar son Tiger Woods o Phil Mickelson. Por primera vez en la historia, ambos se quedaron fuera del corte a la vez. El Tigre mejoró respecto al primer día. Tampoco era difícil. Firmó una tarjeta decente de -1, pero lo que arrastraba era demasiado: los +7 de la terrible actuación del jueves. La pelea histórica con Jack Nicklaus, por tanto, se queda como está. Se mantienen los 3 «majors» de diferencia a favor del Oso Dorado. Hasta 2020 no habrá más oportunidades para Woods.Por su parte, Adrián Otaegui, Rafa Cabrera, Jorge Campillo, Adrià Arnaus y Miguel Ángel Jiménez también se quedaron fuera del corte.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs