12 errores que debes evitar al contratar un plan de pensiones

Tu jubilación será más plácida siguiendo estos sencillos consejos. La clave es buscar un buen producto, al tiempo que optimizas tu factura fiscal.

1. Busca un buen plan y evita que el banco lo elija por ti. Los bancos tienen un amplio abanico de productos entre los que hay buenos, malos y regulares. Lamentablemente, según las estadísticas, los mayores planes que se comercializan en España, aquéllos que tienen un patrimonio de más de 1.000 millones de euros, tienen rentabilidades inferiores a los de su categoría. Dedica tiempo a buscar un buen producto, dado que tu bienestar en el futuro dependerá de esta decisión. No dejes que el banco elija el plan por ti. El neobanco premium MyInvestor es la plataforma que más planes de pensiones ofrece. Selecciona los 65 planes top del mercado basándose en criterios de rentabilidad y potencial.

2. No te dejes cegar por ofertas gancho que cautivan al cliente. Al cierre de año, muchas entidades lanzan campañas en las que bonifican el ahorro con rentabilidades atractivas de hasta el 3% y 4%, pero obligan a mantener la inversión en estos productos durante varios años. A largo plazo, esta inversión te puede salir muy cara, si no es un buen producto.

3. Huye de los malos planes. Muchos de los planes que se comercializan en España rinden menos que la media de su categoría. En el caso de los planes de renta variable, el 25% de los que se comercializan en España –la cuarta parte– rinde la mitad que la media en los últimos 10 años: 2,9% frente al 6,4%, según datos oficiales de Inverco. En el mismo periodo, los productos que selecciona MyInvestor se revalorizan de media un 7,7% anual, siempre según Inverco.

4. No olvides que pequeñas diferencias de rentabilidad hoy cambian tu futuro. Una inversión de 8.000 euros hoy (aportación máxima por ley) con la rentabilidad media de los planes de renta variable del 6,4%, se convertiría en 52.028 euros, pasados 30 años. Si la rentabilidad es del 7,7%, media de los planes de MyInvestor, el patrimonio crecería hasta 75.304 euros, es decir 23.276 euros más, equivalente a un 44% más, en los citados 30 años. Por el contrario, un plan que te diese un 2,9% anual -25% de los planes que se comercializan en España- haría crecer tu patrimonio hasta solo 18.860 euros en 30 años.

5. No te engañes. Deja de pensar que vivirás de la pensión pública. El sistema de pensiones actual es insostenible. Siendo optimistas y pensando que en el futuro se mantendrán las condiciones actuales, ten en cuenta que la pensión pública máxima es de 37.231 euros, por lo que si tu sueldo es superior, necesitarás ingresos adicionales para mantener tu nivel de vida. Además, la sostenibilidad del actual sistema de pensiones está muy cuestionada, así que merece la pena tener un Plan B cuando termine tu vida laboral.

6. Supera la premisa facilona de que no puedes ahorrar. Ahorrar no es destinar a la hucha el dinero que te sobra, sino que has de asumir que el ahorro forma parte de tus gastos estructurales. A principio de mes, en cuento te llegue la nómina, deberías retirar la cantidad que haya decidido y sé disciplinado. Traza tus metas. Incluso si tienes dificultades para llegar a fin de mes, los planes de pensiones te permiten realizar aportaciones periódicas desde importes muy pequeños. 20, 50, 100 euros… Tú decides. De este modo, tu patrimonio irá creciendo sin apenas darte cuenta.

7. No te creas los falsos mitos. En contra de la falsa fama inmerecida de los planes de pensiones, las cifras históricas demuestran que los planes de pensiones sí son rentables y tienen comisiones muy bajas. Como siempre, lo importante es invertir en un producto de calidad.

8. Un plan de pensiones puede ser tan bueno como el mejor de los fondos de inversión, dado que lo que distingue fundamentalmente un producto de otro es la liquidez y la fiscalidad. Así, en lo que va de año, muchos planes registran rentabilidades de entre el 20% y el 30%. Por ejemplo, BBVA Telecomunicaciones, Mundiplan Audaz Global, MundiPlan Audaz Europa, Santander Renta Variable USA y Fondomutua Renta Variable Global. Algunas entidades como MyInvestor apuestan por la arquitectura abierta y comercializan estos productos, entre otros.

9. Las comisiones están limitadas por Ley. La comisión máxima de depositaria es de 0,20% anual. La comisión de gestión depende del producto. Si es de renta fija es del 0,85%; si es de renta mixta del 1,30% y si es de bolsa de 1,50%.

10. No temas la fiscalidad de los planes cuando te jubiles. Una mentira muy extendida es el castigo fiscal cuando rescatas el plan. Los planes de pensiones están pensados para complementar la pensión pública. Por tanto, una vez alcanzada la edad de jubilación, la suma de las rentas del plan (siempre renta del trabajo) a la pensión generará un incremento de la tributación de las rentas generales, pero por regla general este incremento será inferior a los ahorros que el partícipe haya logrado. Si se ha estado aportando a un marginal del 45% y ahorrado 3.600 euros anuales, el incremento de la fiscalidad una vez jubilado previsiblemente no llegará a dicha suma. Además, si así fuera, la planificación financiera a largo plazo habrá multiplicado los ahorros fiscales.

11. No temas la iliquidez. Puedes acceder a tu dinero en casos graves. Los planes están pensados para el largo plazo por lo que, a priori, no puedes tocar el dinero hasta que llegue la jubilación o pasados 10 años desde que hagas tu aportación. Es decir, lo que inviertes hoy lo podrás rescatar en 2029. Sin embargo, la ley contempla que algunas razones justifican disponer de tu dinero cuando quieras, como enfermedad grave y paro prolongado.

12. No te resignes. Tu dinero no tiene por qué estar congelado en un plan. Como en los fondos de inversión, el dinero que tienes invertido en planes de pensiones puede traspasarse de un producto a otro sin tributar y sin pagar comisiones. Si tienes un mal plan, busca otro mejor. Además, puedes combinar varios planes al mismo tiempo. En MyInvestor, con sólo unos clics puedes elegir entre los mejores planes del mercado invirtiendo en varios planes a la vez.