Los productos básicos empiezan a escasear en los supermercados online

La OCU detecta una falta de determinadas referencias que oscila según la cadena y el lugar donde se haga la compra

Trabajadores de DIA preparan un pedido online DIA

Los lineales “virtuales” empiezan a repetir la misma estampa que se puede ver en los de algunos supermercados físicos. Las restricciones a la movilidad, los grandes cúmulos de gente y el miedo al desabastecimiento han impulsado en las últimas semanas a los españoles a acudir a los servicios de compra online para llenar sus despensas. No obstante, el aluvión de pedidos propició días atrás que el reparto de los pedidos comenzase a demorarse y que, en algunos casos, este servicio fuera suprimido. A estos problemas se suman ahora los incipientes problemas de falta de "stock” de ciertos productos básicos en los servicios online que, o están agotados, o se esfuman de las cestas justo antes de hacer click para pagar. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha monitorizado los precios de los supermercados online para detectar posibles subidas y bajadas. Y aunque su conclusión es que los precios apenas han sufrido cambios, “lo que sí es más relevante es la falta de presencia de determinados productos en los súper online”, señala la OCU. Conseguir la cesta de productos básicos confeccionada por la organización puede ser más o menos difícil en función del supermercados al que se recurra o la ciudad en la que se viva.

El seguimiento de la OCU se ha centrado en los supermercados online de Carrefour, DIA, El Corte Inglés y Mercadona en seis ciudades españolas: Barcelona, Bilbao, Madrid, Murcia, Sevilla y Zaragoza. Al intentar conseguir todos los productos básicos de la lista de la compra, la OCU ha detectado problemas para conseguir productos de droguería e higiene (papel higiénico y jabón hidroalcohólico), harinas, legumbres y arroz. En la leche y en los productos frescos no han notado ausencias, salvo en algún caso con determinados formatos de huevos. “Por lo general, cuando falta un determinado producto, es posible encontrar alternativas, productos de otras marcas o en formatos mayores (no hay harina de 1kg, pero sí se pueden comprar envases de 5kg, por ejemplo)”, indica la Organización de Consumidores y Usuarios.

Regiones y cadenas

De los cuatro servicios de venta online analizados por la OCU, Mercadona no está disponible en muchas ciudades y en Barcelona, en la que aún mantiene el reparto, faltan el 64% de los productos. Para los habitantes de Barcelona que recurran a hacer la compra vía online, El Corte Inglés es la mejor opción, pues sólo faltan el 24% de los productos. DIA y Carrefour quedan empatados con un 36% de productos que no están disponibles. En la capital española, DIA es la cadena en la que menos productos escasean (32%), mientras que Carrefour es en la que más (44%). En Murcia, El Corte Inglés vuelve a repetir como el supermercado online con más variedad (faltan un 20% de los productos) y Carrefour como el que menos productos de la cesta básica tiene disponibles (no tiene el 36% de ellos). De las ciudades analizadas, Bilbao es la que cuenta con menos problemas de abastecimiento. En ella, DIA carece del 32% de los productos, Carrefour del 16% y el Corte Inglés del 12%. Detrás de Mercadona en Barcelona, El Corte Inglés de Sevilla es el supermercado online en el que faltan más productos (48%), y Carrefour en el que menos (24%). Finalmente, en Zaragoza, acudir a Carrefour online es la mejor opción (20%), mientras que en DIA y en El Corte Inglés faltan por igual el 36% de los productos.

Aunque en las últimas semanas se han repetido las escenas de colapso en los supermercados, algunos expertos, como los de la consultora Oliver Wyman, alertan de que el sector del retail de alimentación se enfrenta al “colapso” tanto de la oferta como de la demanda que por el momento se esconde bajo un “repentino aumento de la demanda”. María Miralles, Retail & Consumer Goods Leader de Oliver Wyman para Europa, Oriente Medio y África, asegura en un informe que "a pesar de que el sector del retail alimenticio permanece como una de las industrias “intocables” dado su carácter estratégico y su función a la hora de abastecer a la población de recursos básicos”, tendrá que acometer acciones para “navegar por una situación desafiante y sin precedentes”. En su opinión, algunas cadenas tendrán que optar por el cierre de determinadas tiendas cuando existan problemas de suministro o de disponibilidad de los empleados. Incluso considera que, llegado el caso, deberían plantearse la posibilidad de trabajar en colaboración con otras cadenas para garantizar el suministro, especialmente en el servicio online, que ha escalado de forma vertiginosa con la pandemia del Covid-19.

Ignacio Biedma, experto en distribución de Nielsen, es más optimista. Considera que el sector del gran consumo vivió un crecimiento de ventas “sin precedentes” en la semana en que se cerraron los colegios y el estado de alarma que el sector logró superar y que “lo lógico es que el mercado se adapte con bastante rapidez”.