Iberdrola dispara sus compras a proveedores para paliar el coronavirus

La eléctrica adjudica pedidos por valor de 2.900 millones de euros en marzo. Esta medida de la compañía equivale a mantener 400.000 puestos de trabajo al año

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán
El presidente de Iberdrola, Ignacio GalánManuel BruqueEFE

Iberdrola ha adjudicado pedidos por casi 4.000 millones de euros en el primer trimestre de este año (el doble que en 2019) a más de 10.000 proveedores de todo el mundo y un 75 % de ese volumen (2.900 millones de euros) se adjudicó en marzo, en pleno azote del coronavirus, según informó ayer la compañía eléctrica. Además, un 24% de esos casi 4.000 millones ha ido a parar a proveedores radicados en España (más de 940 millones de euros); un 21,5% a empresas estadounidenses (825 millones) y un 18% a brasileñas (695 millones). Iberdrola ha decidido incrementar el ritmo de contratación a sus suministradores desde mediados de marzo para contribuir a paliar el impacto de la crisis provocada por el coronavirus Covid-19, según anunció el pasado 2 de abril el presidente de la compañía, Ignacio Galán, durante la última junta general de accionistas de la empresa.

Las compras de casi 4.000 millones efectuadas por Iberdrola en el primer trimestre de este año suponen el mantenimiento de alrededor de 700 empleos directos e indirectos a tiempo completo cada día, lo que contribuye a la creación de unos 400.000 puestos de trabajo en el año, según la compañía. En 2019, Iberdrola hizo compras a más de 22.000 proveedores en todo el mundo valoradas en 20.000 millones de euros.

Ayudas a los afectados

Por otra parte, más de 67.000 hogares, autónomos y pymes clientes de Iberdrola se han acogido ya a las diferentes iniciativas que la energética ha puesto en marcha con el fin de aliviar los efectos por la crisis del coronavirus. En concreto, la eléctrica suma ya más de 11.000 clientes que se han acogido a la flexibilidad en el pago de las facturas de luz, gas y otros servicios energéticos, que permite el fraccionamiento de las facturas, hasta en 12 meses y sin coste, a todos los clientes con dificultades de pago que lo soliciten, tanto en mercado libre como en el regulado, según datos de la compañía. Asimismo, Iberdrola suma en la última semana un total de 44.000 clientes que han solicitado el bono social, tras el Real Decreto-ley del Gobierno que ha ampliado durante el estado de alarma este instrumento a un nuevo colectivo, los autónomos. La compañía contaba ya, con anterioridad a la crisis sanitaria del Covid-19, con más de medio millón de clientes acogidos al bono social.

Dentro del plan de acción global contra el coronavirus, Iberdrola, que ya suspendió los cortes de suministro antes del estado de alarma, también ha completado estas iniciativas en estas últimas semanas con un servicio de urgencias eléctricas gratuito, dirigido a dos millones de clientes mayores de 65 años en España.