El euribor toca máximos desde 2016 y empieza a encarecer las hipotecas en el peor momento

Sube en mayo por tercer mes consecutivo e incrementa de media 43 euros al año los préstamos

Cuando todo hacía prever que el euribor seguiría hundiéndose cada vez más en el terreno negativo en el que entró en el año 2016, la pandemia del COVID-19 ha venido a ponerlo todo patas arriba. Por tercer mes consecutivo, el indicador al que están referenciadas la inmensa mayoría de las hipotecas a tipo variable firmadas en España -que son las más extendidas- ha vuelto a subir. A falta de un día para cerrar el mes hábil de mayo, el indicador se situó ayer en el -0,081%, 0,053 puntos por encima de lo que cotizaba un año antes.

Con este incremento, según los cálculos del comparador bancario HelpMyCash.com, las hipotecas que se revisen con arreglo al euribor de mayo subirán de media unos 3,50 euros al mes, por lo que estos hipotecados tendrán que pagar una media de unos 43 euros más los próximos doce meses. Un préstamo hipotecario medio de 150.000 euros a 25 años a un interés de euribor más 1% con revisión anual se encarecerá 3,57 euros al mes (42,84 euros al año), mientras que los pagos de uno con una revisión semestral subirán 12,80 euros al mes (76,80 al semestre).

Motivos de la subida

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de inundar de liquidez el mercado y dejar los tipos a cero para evitar el colapso del sistema financiero ante la irrupción de la crisis del coronavirus estaría detrás de esta espiral ascendente del euribor. "Esto ha provocado que comprar dinero en el mercado interbancario sea menos atractivo y su consecuencia directa es que suba el euribor, que en realidad es el índice que usan los bancos europeos para saber cuánto les cuesta prestarse dinero”, explica el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

“La subida del euribor a su nivel más alto desde 2016 indica cierto estrés en el mercado interbancario de la zona del euro. El aumento de los tipos en otros mercados clave podría haber llevado a que este índice suba también”, según ha explicado recientemente los analistas de Bank of America Merryll Lynch en una nota para clientes.

Sobre los futuros movimientos del euribor, el director de Hipotecas de iAhorro considera que el indicador va a seguir fluctuando muy cerca de cero. “No creemos que llegue a cero o al terreno positivo en el corto o medio plazo. De todas maneras, habrá que esperar a las próximas actuaciones del BCE y a cómo se desarrolla la crisis del Covid 19”, asegura. La mayoría de los expertos en esta materia consideran, de hecho, que lo más probable es que siga bajo cero unos años más, pues como ya pasó cuando Mario Draghi estaba al mando, el Banco Central Europeo mantendrá, previsiblemente, su política de incentivos para mejorar la salud económica de los países del euro: tipos al 0%, compras de deuda, etc.