Actualidad

El 90% de los españoles, resignados a trabajar más allá de los 65 años

El 82% ve su retiro como una etapa activa, pero el 26% admite que su objetivo es no hacer "absolutamente nada", según la III Encuesta sobre Jubilación de Santalucía

Primero fue el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y ayer el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Ambos han reclamado que urge una reforma del sistema de pensiones español. Y uno de los principales cambios será alargar la edad de jubilación. Este mensaje, lanzado ya desde la reforma aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, ha sido interiorizado por la mayoría de los españoles, ya que un 88,3% asume ya que en los próximos años la gente tendrá que seguir trabajando más allá de los 65 años. Esta es la principal conclusión de la ‘III Encuesta sobre Jubilación y Hábitos de ahorro de los españoles’, elaborada por Santalucía.

Pero no la única. De este estudio también se desprende que los españoles ven como un activo muy positivo la aportación de los trabajadores senior. El 90% piensa que las personas de mayor edad “aportan mucho al mercado laboral” y el 80% de los encuestados considera que los mayores de 65 años pueden contribuir a la economía con su experiencia y conocimiento, mientras que el 57% considera que este tipo de perfiles cuenta con capacidad para formar a los empleados más jóvenes. Además, el 31% afirma que tienen una mayor capacidad de resolución y el 17,3% una mayor capacidad de adaptación a los problemas y la situaciones.

Preguntados sobre cómo piensan que será su jubilación, el 76% apunta que llevará a cabo nuevos proyectos personales cuando se jubile y el 82% asegura que será una etapa activa de su vida. También ponen de relieve que pasarán más tiempo con sus seres queridos. Sin embargo, casi un 52% de los encuestados considera que la salud física y mental será un impedimento para hacer todo aquello que hacían antes. Por su parte, un 26,1% admite que su propósito durante los años de jubilación es “no haber absolutamente nada”.

Ante el incremento de la esperanza de vida y sabiendo que es más que probable que alcancemos (e incluso superemos) la barrera de los 100 años, la mayoría de los españoles cambiarían algunos aspectos de su vida si supieran que van a vivir más de un siglo. Más de la mitad (51,6%) reconoce que cuidarían más su alimentación y harían más ejercicio y, además, tratarían de vivir con menos preocupación (51%). Los momentos de ocio también cobrarían mayor relevancia, ya que el 46,8% reconoce que viajaría mucho más. Tan solo un 14% no cambiaría nada.

Para el director del Instituto Santalucía, José Manuel Jiménez, se está asistiendo a una transición demográfica “sin precedentes”, que conllevará importantes “cambios en las estructuras sociales y económicas”, por lo que considera que es fundamental estar bien preparados para ello. Para Jiménez, llama la atención que solo 3 de cada 10 encuestados admitan que ahorrarían más si supieran que fueran a vivir más de 100 años “cuando el momento de la jubilación y el bienestar en esta etapa constituyen uno de los grandes desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad y donde una buena planificación resultará clave”.