Coronavirus

Gobierno, patronal y sindicatos cierran un pacto para salvar el empleo en la era post-covid

Pedro Sánchez, patronal y sindicatos ratificarán mañana el compromiso de llegar a un pacto por el trabajo

Gobierno, patronal y sindicatos firman el pacto para prorrogar ERTE
Imagen de la firma del acuerdo para extender los ERTEFernando Calvo","JM Cuadrado y BEFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los líderes de los sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, y de la patronal ratificarán mañana en el Palacio de la Moncloa el compromiso de alcanzar un pacto por la creación de empleo en el marco del diálogo social. El acto será a las 11.00 horas y responde al último acuerdo que alcanzaron el Ejecutivo y los agentes sociales para la ampliación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre, según reza en el comunicado oficial distribuido por Moncloa. En el decreto que desarrolló dicho acuerdo se incluyó una disposición adicional, la quinta, en la que el Gobierno y los agentes sociales se comprometían a abordar, a través de las cuatro mesas de diálogo social que se constituyeron en su día, medidas tendentes a la creación de empleo.

Todas las partes guardan con recelo los detalles de las medidas que tendrá que desarrollar este pacto y solo han trascendido algunas líneas generales, centradas en puntos ya conocidos y comentados por varios miembros del Ejecutivo durante los últimos días, como la regularización del teletrabajo -uno de los asuntos calientes de este pacto ante la oposición de la patronal a algunas de las pretensiones del Ministerio de Trabajo- y la adaptación de los ERTE a la nueva situación laboral, además del desarrollo de los pactos en los sectores de la automoción y la industria, además del apoyo a la digitalización del tejido empresarial. También pretende el Gobierno cerrar acuerdos en asuntos más generales, como cambios en el sistema de pensiones -a través del Pacto de Toledo-, el reforzamiento de los servicios públicos, cambios en el sistema fiscal -que incluye nuevos impuestos, cambios normativos y medidas de lucha contra el fraude- e iniciar los primeros pasos hacia la transición ecológica.

La firma de este compromiso tendrá lugar un día después de la publicación de los datos de paro y de afiliación a la Seguridad Social del mes de junio, que muestran un nuevo aumento del desempleo, algo que no ocurría desde el peor momento de la Gran Crisis financiera. Desde 2008 no se elevaba la tasa de paro en el primer mes del verano. Lo ha hecho en más de 5.000 personas respecto a mayo, con un repunte anual de 847.197 personas, lo que supone un 28% más. La afiliación a la Seguridad Social, por su parte, también acumula un retroceso medio de 893.361 cotizantes (-4,6%) en el último año. Desde el 12 de marzo, justo antes de la declaración del estado de alarma, y hasta el 30 de junio, el sistema ha acumulado una pérdida récord de 860.000 afiliados (-4,4%), de los que el 60% eran mujeres, el 90% procedía del Régimen General y el 55% tenían contrato temporal.

A fecha de hoy, el número de afiliados a la Seguridad Social que siguen en ERTE suma todavía la nada despreciable cifra de 1.830.664 millones de empleados. De ellos, 1,55 millones se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor. Por contra, desde el pasado mes de mayo han abandonado estos expedientes temporales 1,56 millones de afiliados al sistema, alcanzando el mes de junio un récord de trabajadores de vuelta a la actividad de 1,17 millones, la mayoría de ellos (1,05 millones) estaban en ERTE de fuerza mayor.

Hoy mismo, la patronal ha instado al Gobierno a impulsar planes sectoriales de reactivación de la actividad y el consumo, especialmente en el turismo, como vía para fomentar el empleo. En un comunicado, los empresarios han señalado que los datos de afiliación y paro de junio revelan la “clara tendencia” a la activación de las empresas, así como el “importante papel” que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han tenido para preservar la ocupación durante la pandemia. Junto a esta “imprescindible” medida de flexibilidad laboral, la patronal ve necesario impulsar planes sectoriales por su “efecto tractor” sobre la economía, que se incluirían dentro del gran pacto por el empleo que se rubricará mañana.

Este acuerdo con los agentes sociales pondrá en marcha un paquete de medidas de dinamización económica y del empleo tras la grave situación de crisis causada por la pandemia del coronavirus. Precisamente, mañana el Gobierno aprobará en un Consejo de Ministros extraordinario un nuevo decreto en el que se oficializará su nuevo plan de choque de reactivación económica. Aunque no se han concretado aún las medidas que se incluirán en el orden del día del Consejo, entre las más destacadas que se podrían aprobar mañana se encuentran el Plan Renove para vehículos, cuya aprobación se retrasó el pasado martes, y un fondo especial de financiación para empresas, con un montante de unos 40.000 millones de euros.

Este fondo especial que prepara el Gobierno es una ampliación de la financiación avalada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Ayer mismo, dio un primer paso al reasignar 28.000 millones de euros del ICO -del total de 100.000 que se habían puesto a disposición de las empresas- que todavía no habían sido distribuidos, por lo que remanente ha sido reasignado entre las entidades bancarias en función del consumo realizado en cada tramo, con el fin de continuar inyectando liquidez al tejido empresarial. Como en anteriores ocasiones, lo principales destinatarios de este dinero serán autónomos y pymes que no pudieron acceder a él en el plazo que finalizó el 30 de junio.